6 julio 2014 Mundiales de fútbol

Argentina
La selección de Argentina se ha clasificado, en la tarde de hoy, para las semifinales de la Copa del Mundo de Brasil, al vencer por un gol a cero, obra del Pipita Higuaín, a la selección de Bélgica. Un partido que, ciertamente, no tuvo mucha historia, y en la que el combinado belga mostró una decepcionante y pobre imagen.

El encuentro comenzó algo igualado, con Bélgica intentando hacerse con los mandos del mismo. Sin embargo, era Argentina la que inquietaba las inmediaciones del área belga, de tal forma que, a los 7 minutos, una jugada que parecía intrascendente, acababa con un rechace de la defensa belga, tras un intento de pase de Di María, que llegaba a los pies de Higuaín, fusilando a Courtois. El delantero del Nápoles empaló, con su pierna derecha, haciendo siquiera posible la estirada del guardameta belga.

Cuando se podía pensar que Bélgica llevaría el control del juego y las ocasiones a partir de ese momento, sucedió todo lo contrario. Un dominio estéril en cuanto a peligro en ataque. Su primer disparo, a los 13 minutos, de De Bruyne, que se marchó muy desviado. Argentina se encontraba muy cómoda en el terreno de juego, llevando más peligro al área belga, pero sin concretar sus ataques.

Hubo que esperar al minuto 25 para ver la ocasión más clara de Bélgica hasta ese momento. De nuevo De Bruyne (ojo con este chico) se sacó un latigazo desde fuera del área, que, esta vez, si encontró la dirección correcta, siendo despejado por el guardameta Romero. Poco a poco, parecía que Bélgica se soltaba más y pasaba a crear peligro cerca del área argentina.

Por su parte, la selección capitaneada por Leo Messi (muy poco en el partido de hoy), seguía viéndolas venir, sin encontrarse incómoda, pero sin crear ocasiones claras de gol. Lo más destacado, tras la diana albiceleste, fue un pase de Messi en profundidad (de artista auténtico, todo hay que decirlo) a Di María, que recogía el balón, recortaba, pero su chut tropezaba con la pierna de Kompany. Destacar que, tras esta jugada, el jugador del Real Madrid sufría una lesión muscular, siendo baja para lo que queda de Mundial.

Era un partido sin emoción, con ocasiones de peligro escaseando en ambas áreas. Por parte de Argentina, Messi lanzaba una falta en el mismo borde del área belga, saliendo el balón por encima del larguero. Por su parte, el equipo entrenado por Wilmots, sólo disponía de un centro desde la izquierda, con un remate de cabeza de Mirallas, que pasaba rozando el palo derecho de la portería defendida por Romero. Tras esto, nada más y nos íbamos al descanso con una pobre imagen belga y una Argentina muy cómoda en el campo.

La segunda parte no cambió con respecto a lo visto en la primera mitad. Sin cambios en ninguno de los dos equipos, Bélgica salió más desconcertada que al final de los primeros 45 minutos, y Argentina aprovechó para crear más peligro. A los 5 minutos, ocasión de Higuaín, entrando por la banda izquierda, que desvió la defensa belga a córner. 4 minutos después, el propio Pipita se fabricó una jugada que arrancaba casi desde el centro del campo, sorteando a dos defensas belgas y disparando desde fuera del área, tocando el balón el larguero antes de marcharse fuera. Eran los mejores minutos de Argentina.

Pasados 15 minutos de tiempo, Bélgica parecía despertar pero de manera muy tímida. Con entradas por banda izquierda de Vertonghen (para mí, el mejor de su selección en el día de hoy), los belgas se dedicaban ya a colgar balones, algunos de los cuales crearon algo de peligro, como el rematado por Fellaini a los 16 minutos. Otra entrada por banda, esta vez por la derecha, terminaba en un disparo que rechaza Garay, que casi marca en propia meta. Bélgica parecía despertar del largo sueño de la primera mitad.

Pero, con el paso de los minutos, todo se quedaba en espejismo. Bélgica parecía dominar el partido pero sin generar ni una ocasión de peligro. Por su parte, Argentina se encontraba como pez en el agua, esperando a su contrincante para rematarlo en una contra. El desconcierto belga quedo plasmado en esta jugada: saque de falta, por parte de Mertens, desde la banda izquierda. Seis jugadores belgas van al remate de cabeza y el centrocampista belga realiza un disparo directo que se marcha por el lateral de la red.

De ahí al final, balones al área de los belgas que no tuvieron apenas riesgo para Sergio Romero, y una contra de Argentina que tuvo, en los pies de Messi, el 2-0 para sentenciar el encuentro. En el mano a mano, Courtois fue más efectivo. Al finalizar los 90 minutos, victoria de Argentina por 1-0, que se mete en las semifinales del Mundial, por quinta vez en su historia. Muy mala imagen de Bélgica, de la cual se esperaba mucho más, y una Argentina a la que tendremos que ver con una selección que le plantee más problemas que los que tuvo en la tarde de hoy. En las semifinales, Holanda será su rival tras vencer en los penaltis a Costa Rica.

Foto | es.fifa

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 julio 2014
  2. Mundial de Brasil 2014: previa, horarios y retransmisiones de las semifinales 6 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *