16 diciembre 2014 Fútbol

Sergio Ramos en el Mundial de Clubes

El próximo sábado el Real Madrid podrá pelear por levantar el trofeo del Mundial de Clubes. El equipo blanco se ha metido en la final ganando con comodidad al Cruz Azul mejicano que se marcha del torneo con una goleada de 4-0.

El Real Madrid fue muy superior desde el inicio aunque en la primera mitad hizo concesiones defensivas que Cruz Azul no aprovechó. Los mejicanos fallaron un penalti cuando el equipo español ya ganaba por 2-0 gracias a los tantos de Sergio Ramos y Benzema. Bale sentenció el partido en el comienzo de la segunda mitad e Isco cerró la goleada así que los blancos ya esperan a San Lorenzo o Auckland City para pelear por el título.

Finalmente esta semifinal del Mundial de Clubes se jugó en Marrakech con un césped en perfecto estado, tal y como debía ser para una cita como esta organizada por FIFA, un mucho público entregado en apoyar al Real Madrid. El equipo español era favorito y plasmó su superioridad en el campo desde los primeros minutos presionando muy arriba, dificultando la salida de balón de Cruz Azul y haciendo daño por la derecha con un Carvajal muy incisivo.

Cristiano Ronaldo pudo abrir el marcador a los tres minutos rematando un balón en área pequeña con el portero Corona en el suelo. El mejicano reaccionó bien y evitó el primer tanto cuando todo el mundo lo esperaba aunque hay que decir que Cristiano lo vio muy fácil y pudo haber definido mejor. Aunque no entró este balón no tardarían en llegar los goles. El primero fue con un remate de cabeza de Sergio Ramos en el que el portero mejicano midió bastante mal. Ese gol nació del saque de una falta sobre Carvajal que Kroos sacó a la perfección. El lateral blanco no dejó de subir y fue protagonista del segundo tanto con una gran internada por su banda que acabó con un centro atrás que Benzema remachó a gol.

Al Cruz Azul le costaba mucho tener el balón y trenzar juego pero durante la primera mitad tuvieron ocasiones aunque algunas propiciadas por errores del Real Madrid. Todavía con 0-0 Rojas hizo una buena internada por la derecha a la que no llegó Pavone. El propio Rojas tuvo un disparo desde dentro del área que rebotó en Ramos pero la ocasión más clara llegó al borde del descanso tras un penalti cometido por Ramos. Gerardo Torrado había marcado dos en los cuartos pero esta vez tiró a la derecha no demasiado ajustado y Casillas paró con una buena intervención. Inmediatamente después Illarramendi cedió un balón atrás sin mirar que dejó mano a mano a Pavone al que Casillas tapó todos los huecos.

En el comienzo de la segunda mitad el Real Madrid sentenció con un gol de cabeza de Bale tras asistencia de Cristiano Ronaldo que dio dos asistencias pero que no marcó a pesar de buscar el gol una vez tras otra. Tras ese gol el partido decayó en ritmo porque todo estaba resuelto y el Real Madrid no lo animó con nuevos fallos sino que hizo rotaciones dando descanso a Ramos, Kroos e Isco que antes de irse marcó el cuarto tras un fantástico recorte dentro del área con total tranquilidad y tiro raso para batir a Corona.

Khedira fue uno de los recambios y pudo marcar con un remate de cabeza que se fue al palo pero el marcador ya no se movió así que plácido partido para el Real Madrid que ya espera rival para la final que se juega el sábado a partir de las 20:30 horas y que retransmitirá Telecinco.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *