3 julio 2010 Fútbol

Villa marco ante Paraguay

España ha tenido a su afición al borde de un ataque de nervios pero al final y después de mucho sufrimiento ha conseguido imponerse a Paraguay por 1-0, lo que la clasifica para las semifinales del Mundial de Sudáfrica donde jugarán ante Alemania. Un gol de Villa en el minuto 81 en el que la pelota dio hasta tres veces en el palo antes de entrar dio el triunfo al combinado español que consigue una clasificación histórica.

Antes de llegar a ese momento, España no disputó su mejor partido. El equipo paraguayo no dejó jugar a los de Del Bosque y el partido se mantuvo en tablas hasta una segunda parte loca en la que hubo un penalti para cada equipo. Iker Casillas paró el lanzamiento de Paraguay y el arbitro obligó a repetir el de España cuando Xabi Alonso había marcado. El tolosarra lo falló y el partido entró en un estado de nerviosismo que afortunadamente resolvió David Villa.

Se esperaba a un combinado paraguayo que no tuviera el balón y que se dedicara a defenderse y, aunque así fue, Paraguay sorprendió a España durante los 20 primeros minutos de juego ya que no se echó atrás e hizo un despliegue físico enorme para presionar muy arriba y no dejar a España hilvanar ninguna jugada. Además, metieron algún centro al área con relativo peligro pero no consiguieron marcar.

Poco a poco España empezó a combinar un poco más y tanto Villa por la izquierda como Iniesta por la derecha empezaron a acercarse algo más al área. El primer aviso serio del combinado español lo dio Xavi Hernández a la media hora de juego con una volea desde el borde del área que se fue ligeramente por encima del larguero.

Paraguay se repuso a esos momentos difíciles y siguió presionando mucho y haciendo faltas cuando era necesario para impedir que España jugara. El partido se fue empatado a cero al descanso y en la segunda parte se esperaba que España hiciera algo más de peligro aprovechando que los paraguayos no podían aguantar durante todo el partido el ritmo que estaban imponiendo. Además, Cesc entró por Torres para intentar tocar más y crear más ocasiones.

El partido pudo cambiar su guión a los 58 minutos. En un balón colgado al área, Piqué cometió un claro penalti por agarrón ante Cardozo. El propio delantero se encargó de disparar fuerte pero no demasiado escorado así que Iker pudo hacerse con el balón para hacer crecer su leyenda y convertirse en protagonista tras un mundial donde habían surgido muchas dudas alrededor de su figura. Gracias a Iker, millones de españoles pudieron dar un respiro.

Cuando todavía no nos habíamos recuperado de esa tensión, penalti en el otro área. Villa se escapó y se metió en el área tras un gran pase de Xabi Alonso y tras sentir el empujón de un defensa paraguayo y teniendo en cuenta que hacía un minuto habían pitado un penalti en contra, se dejó caer en lo que fue una jugada como mínimo dudosa, en la que el árbitro entendió que había penalti a favor de España pero luego no expulsó al infractor. Xabi Alonso fue el encargado de lanzar y transformar la pena máxima pero el árbitro quería ser protagonista y obligó a repetir porque algunos jugadores habían entrado en el área.

Xabi Alonso cambió de lado en el segundo intento y Justo Villar le sacó el penalti. El rechace cayó a Cesc Fábregas y Villar le hizo penalti pero pitar tres en tan poco tiempo le pareció demasiado al colegiado que hizo que no había visto nada.

Después de esa locura, España necesitaba volver a calmar el partido, hacer su juego y esperar que apareciera la jugada. Costó, pero al final apareció de las botas de Iniesta. El manchego cogió un balón en el centro y tras irse de dos jugadores cedió a la derecha para Pedro, que estaba sólo. El canario cruzó la bola en exceso y la mandó al palo de la portería de Villar. El rechace cayó a Villa que disparó dando el balón primero en un palo y luego en el otro pero entrando definitivamente y desatando la locura española.

Quedaban 10 minutos y aún hubo que sufrir porque, además, el árbitro seguía sin pitar nada a favor de España. Precisamente de un balón robado a Iniesta en mitad del campo con falta nació la mejor oportunidad para Paraguay. Era el minuto 88 y Casillas detuvo un disparo paraguayo pero no lo atajó, cayendo de nuevo el balón SantaCruz que hizo de nuevo intervenir a Iker cuando el balón le quedó franco para rematarlo.

El partido estaba roto y España tuvo opciones de sentenciar pero no lo hizo y se sufrió hasta el 94 pero mereción la pena, porque La Roja está en semifinales donde espera Alemania, que consiguió su acceso goleando a Argentina.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 julio 2010
  2. Casi once millones de espectadores para el pase de España a semifinales del Mundial de Sudáfrica 2010 5 julio 2010
  3. Tata Martino será el entrenador del Barcelona 22 julio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *