17 diciembre 2016 Baloncesto

Curry e Irving en acción en un partido de la NBA

Para un seguido acérrimo de la NBA, la peor noticia que se le puede dar es la de un lockout. Por suerte, parece que la posibilidad de un futuro cierre patronal se aleja después de que la NBA y la asociación de jugadores (la NBPA) hayan anunciado que han llegado a un acuerdo de cara a un nuevo convenio colectivo que, de aprobarse definitivamente, estaría en vigor hasta la temporada 2023-2024.

Algunos jugadores se muestran escépticos ante las concesiones que haría la NBA

Sería en enero, probablemente, cuando se llevara a cabo la votación decisiva de este nuevo convenio, pero todo apunta a que se aprobará. Aun así, hay escépticos al respecto, especialmente jugadores que todavía no creen que la NBA, con el comisionado Adam Silver al frente, vaya a aprobar una serie de medidas que realmente son muy favorecedoras para los jugadores, que empiezan a tomar el control de la liga.

Por ejemplo, en el tema derechos de imagen, que es uno de los que más controversia levantan. La NBA es la única de las grandes ligas norteamericanas en la que los jugadores no comercializan sus derechos de imagen, pero esa situación podría ir cambiando de forma paulatina, según los medios estadounidenses que han ido divulgando los puntos clave de un convenio que no ha salido a la luz de forma oficial.

Los ingresos de los jugadores se dispararían en los próximos años

Aparte de este posible cambio y de que los jugadores mantendrán el 51% de los ingresos que genere la franquicia (en temas como venta de entradas, merchandising o sponsors), los ingresos de estos se verán incrementados todavía más gracias al nuevo contrato con la televisión, que va a hacer que los mínimos y máximos suban. A los equipos, además, se les concederá un nuevo contrato de seis años para poder retener a sus estrellas ante este nuevo escenario.

Estos serían los cambios más llamativos. Otros que podíamos señalar serían la ampliación de la plantilla a 17 jugadores, con un nuevo tipo de contrato para jugadores que estarían entre la D-League y la NBA, y la intención de comenzar la temporada una semana antes, reduciendo la pretemporada y las giras internacionales, para así reducir al mínimo los back to back y la acumulación de hasta cuatro partidos en una semana.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *