8 enero 2014 Baloncesto

Deng posando con los colores de los Cavs

Durante los últimos días, se ha hablado de la posibilidad de que los Lakers traspasaran a Pau Gasol. El equipo angelino se haría de nuevo con los servicios de Andrew Bynum, recientemente suspendido por Cleveland, y enviaría a los Cavs al jugador español. Pero las negociaciones se congelaron, y finalmente los Cavaliers encontraron otro equipo donde colocar a Bynum, así que de momento Pau no se mueve de L.A.

Ese equipo al que llega Bynum ahora es Chicago. El gran pivot, en tamaño y no por otra cosa ya, es nuevo jugador de los Bulls, aunque no llegará siquiera a ponerse la camiseta ya que el equipo de Chicago lo ha cortado, porque no cuenta con él y no están dispuestos a pagarle el resto de contrato. Así pues, Bynum es de nuevo agente libre y está ya disponible para firmar por el equipo que tenga dólares y fe en el jugador.

Los Bulls envían a Cleveland a Luol Deng, uno de sus mejores jugadores. Este movimiento puede parecer sorprendente porque, tras la lesión de Derrick Rose, Deng era el máximo anotador del equipo y deshacerse de él condena deportivamente a los de Chicago en esta temporada. Pero tiene una explicación bien sencilla, que no es otra que Deng terminaba contrato y no parecía dispuesto a renovar.

Los Bulls, que ya andan por encima del límite salaria, no estaban dispuestos a llegar a las exigencias de Deng para renovar, y el jugador de origen africano no estaba dispuesto a aceptar la oferta que le iban a poner sobre la mesa (se habla de 10 millones de dólares por temporada). En esas circunstancias, y antes que no sacar nada por el jugador cuando en verano se vaya libre, mejor traspasarlo.

Lo que ha sacado Chicago a su favor es espacio salarial para el siguiente mercado de agentes libres, rondas para futuros drafts, y una condena deportiva que, dadas las previsiones para el draft de 2014, es un mal menor. Con un poco de fortuna en dicho draft y si consiguen algun jugador interesante en verano, los Bulls habrían reconstruido el equipo y tan sólo habrían tenido que sacrificar una temporada.

Lo que consiguen los Cavaliers con Deng es un jugador de 28 años, pero con suficiente experiencia, necesaria en un equipo tan joven como estos Cavs. Un alero alto y bastante versátil que lo mismo puede convertirse en un hombre importante en ataque, que lo mismo es el mejor defensor del equipo. Un buen complemento para que el equipo de Cleveland de ese saltito de calidad que necesita para meterse en los playoffs del Este.

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 enero 2014
  2. NBA: Bynum jugará hasta final de temporada en los Pacers 1 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *