15 abril 2016 Baloncesto

El uniforme del último All Star Game, en el que ya hay publicidad

En el parón entre el fin de la temporada regular y el inicio primera ronda de los playoffs de la NBA de 2016, los dueños de los equipos se han reunido y han dicho sí a una cuestión: la de la publicidad en las camisetas. Hasta ahora, la única publicidad que se veía era la de marca de la camiseta (Adidas), pero eso va a cambiar a partir de la siguiente temporada.

Ninguna de las grandes ligas estadounidenses lucía publicidad en los uniformes

En las grandes ligas de los Estados Unidos no se estila la publicidad en los uniformes deportivos. Casi como si de una tradición se tratase, lo único que siempre nos han intentado vender cada franquicia desde su uniforme ha sido la de su propia marca, la de su propia imagen. Y no les ha ido mal, pero con esto estaban renunciando por que sí a una buena fuente de ingresos.

Así que, poco a poco, las franquicias comenzaron a plantear la posibilidad de instaurar este sistema y no renunciar a ese dinero extra. Así, los que siguen la WNBA, la liga femenina de baloncesto, ya habrán visto como desde hace varios años los equipos lucen publicidad en sus camisetas, o la D-League o Liga de Desarrollo, que también se apuntó. Pero en las grandes ligas, parecía como un tema prohibido.

La NBA ya se desmarcó y dio el primer paso permitiendo que los equipos lucieran publicidad en los uniformes de entrenamiento, simplemente el logo de la compañía patrocinadora en una esquina de la camiseta. Y ahora ha dado uno mayor, al por fin dar vía libre a la publicidad en las camisetas de los equipos, siendo la primera gran liga del país en hacerlo.

Eso sí, no habrá espacio para mucho ya que lo que se permitirá será un pequeño cuadrado, un pequeño parche de unos seis centímetros por lado. Así, a un lado quedará la marca de la camiseta, que precisamente también cambiará a partir de la próxima temporada y pasará a ser Nike, y al otro el logo de la marca. Un estilo a lo que se vio en los uniformes de los últimos All Star, en los que aparecía el logo de Kia.

Será una medida experimental para ver como funciona entre los espectadores

Cada equipo será el responsable de buscarse su propio patrocinador en una experiencia que se ha declarado como piloto, una prueba para ver cómo funciona en los próximos tres años y como la aceptan los espectadores. Pero, a pesar de que el espacio será pequeño, estamos casi seguros de que a las franquicias no les costará mucho encontrar patrocinador en una liga con un fuerte impacto visual a nivel mundial.

Para los aficionados que puedan estar en contra de esta medida, deben saber que, si así lo desean, podrán conseguir la camiseta de su equipo favorito como hasta ahora. La NBA no pondrá barreras a que los equipos vendan la camiseta con el logo de su patrocinador, la misma que lucirían sobre el parqué en los partidos, pero la liga seguirá vendiendo los uniformes “limpios” de anuncios, como los de siempre.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *