14 diciembre 2014 Baloncesto

McDermott todavía no ha dado lo mejor de sí en los Bulls

Con algo más de tres mil puntos, Doug McDermott finalizaba su periplo universitario como uno de los máximos anotadores que han pasado por la NCAA, el quinto en la historia. En su último curso en la Universidad de Creighton contribuyó a seguir inflando esos números con un promedio de 26’7 puntos por partido, con unos promedios fantásticos incluso desde la larga distancia.

Los Bulls le habían echado el ojo al chico de Dakota del Norte. Por sus cualidades, era lo que necesitaban, alguien que ayudara a mejorar el punto débil del sistema de Thibodeau, la anotación. Además, era un hombre que iba a pasar de largo en el draft y podría llegar perfectamente a la altura de la primera elección de Chicago.
McDermott se convirtió en el objetivo de los Bulls para el draft, y fueron por él a toda costa. Los Nuggets se adelantaron y lo eligieron en el 11, pero los Bulls finalmente convencieron a los de Denver para que lo cambiaran por las elecciones 16 y 19 de los de Chicago.

Así, McDermott llegaba finalmente a Chicago. Tras la liga de verano, en la que promedió 18 puntos por partido, algunos incluso veían a este chico de 22 años saliendo con el quinteto titular en el puesto de alero. Sin embargo, las cosas en la NBA son mucho más complicadas que en la NCAA o en una Summer League, de eso puedo dar buena fe McDermott.

De momento, su aportación no ha sido para nada trascendental. Se estrenó con 12 puntos y 5 rebotes, pero ese fue su mejor partido de los diecisiete que ha jugado hasta el momento. Intercambiando partidos en los que jugaba más y partidos en los que apenas pisaba un par de minutos la cancha, McDermott cierra su estreno en la NBA con una media de 3 puntos en 11 minutos de juego.

Por ahora sólo promedia 3 puntos por partido en 11 minutos. ¿Será por la rodilla?

Estos han sido los primeros pasos de este joven anotador en la liga. Los siguientes se harán esperar ya que tendrá que pasar por quirófano para tratar unos problemas en su rodilla derecha. Después de dos semanas de baja en los que el problema no remitía, los servicios médicos de los Bulls han decidido que toca operar, aunque eso le llevará a estar al jugador aproximadamente otros dos meses de baja.

Por lo pronto, no resultará una baja sustancial para los planes de Thibodeau. Al contrario, si en el rendimiento de McDermott hasta ahora tenía alguna influencia ese problema de rodilla, la mejor decisión es la de empezar de cero. Veremos si así, este killer de Dakota del Norte se convierte en otra arma ofensiva más en el arsenal de estos Bulls.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *