24 julio 2015 Baloncesto

Pero Antic deja la NBA para jugar en Turquía

Cada verano, una serie de jugadores deja Europa para probar fortuna en la NBA. Algunos lo hacen justo tras ser elegidos en un draft, como por ejemplo lo casos de Kristaps Porzingis o Mario Hezonja este verano, y otros los hacen cuando, después de haber sido elegidos, se ven preparados o simplemente con una oferta que pueda permitirles dar el salto.

Pero también hay jugadores que hacen el viaje contrario, es decir, que dejan la NBA y regresan a Europa. Bien porque no hayan tenido mucha suerte o bien porque tengan mejores ofertas, repasamos a continuación los jugadores que este año dejan la NBA para volver al basket europeo.

Pero Antic

Hace dos temporadas, Pero Antic se convirtió en el primer jugador de Macedonia en llegar a la NBA. Ahora, sale de los Atlanta Hawks, el equipo en el que ha militado estos dos años, pese a que teóricamente seguían contando con él para ser una de las primeras opciones que salen desde el banquillo.

Pero, y siempre en palabras de Antic, vivida la experiencia, ahora tocaba pensar en su familia y regresar a casa. Si bien, su nuevo destino es Turquía, ya que ha fichado por el Fenerbahçe de Zeljko Obradovic, quien necesitaba un ‘4’ de garantías tras la marcha de Bjelica a la NBA.

Nick Calathes

Dos años es también lo que ha durado Nick Calathes en la NBA. El base griego ha culminado su etapa como jugador de los Memphis Grizzlies siendo el suplente de Mike Conley, y no teniendo muchas oportunidades de ser algo más.

Ahora regresa a Panathinaikos, el equipo en el que jugó sus primeros años como profesional. El internacional griego, sin ofertas para seguir en la NBA, aceptó la propuesta de Shasha Djordjevic para que sea el hombre orquesta de Panathinaikos durante las próximas tres temporadas.

Gigi Datome

Datome también ha estado dos años en la NBA, pero al contrario que Antic o Calathes que superaron la centena de partidos, Datome apenas ha llegado a los 55 encuentros. Ni en los Pistons ni en los Celtics ha encontrado su sitio.

El alero italiano de 27 años sonaba para el Barcelona, pero al final terminó dando calabazas a los azulgranas y fichando por Fenerbahçe. Quitando la NBA, Turquía será la primera experiencia fuera de Italia del bueno de Luigi.

Joel Freeland

Tras triunfar en la Liga ACB, Freeland dio el salto a la NBA en 2012 enrolándose en los Portland Trail Blazers. Allí ha estado este pívot de 2’08 tres temporadas, jugando algo más de 150 partidos, siempre saliendo desde el banquillo.

Cumplido su contrato, pudo seguir en los Estados Unidos porque tenía una oferta en firme de los Dallas Mavericks, pero finalmente ha decidido regresar a Europa y fichar por CSKA. Seguro que el equipo ruso le ha puesto, o se ha acercado, los dos millones por año que los Mavs le ofrecían.

Alexey Shved

Por sus condiciones, parecía un jugador que podía tener recorrido en la NBA, pero la trayectoria del ruso demuestra que no ha sido así. Tras dos temporadas en Minnesota, en el último año ha llegado a jugar para tres equipos: Sixers, Rockets y Knicks.

El ruso, que también sonó para el Barça, ficha por el Khimki, un equipo en el que ya jugó a préstamo hace algunos años. Shved firmará por tres temporadas guardándose una cláusula de salida a la NBA, por si de nuevo le pica el gusanillo de volver.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *