23 mayo 2010 Baloncesto

Kevin Garnett celebra la tercera victoria de los Celtics sobre los Magic en la final de la Conferencia Este

En el TD Banknorth Garden de Boston ya huele a final de la NBA, al menos, así lo celebró la afición esta madrugada tras la tercera victoria de los Celtics sobre los Magic de Orlando. El equipo de Doc Rivers superó claramente a lo de Van Gundy al que dejó en unos pírricos 71 puntos a base de una defensa muy efectiva, sumado a que no fue el día de Howard ni del resto de estrellas del equipo del estado de Florida.

Ya el tanteo del primer cuarto (27-12) dejó a las claras que el partido iba a tener color blanco y verde. Con una defensa asfixiante en su zona, y liderados por un de nuevo magistral Rajon Rondo (11 puntos y 12 asistencias) en la zona rival, los Celtics jugaban un baloncesto de élite y anotaban desde todos los puntos de la cancha, mostrando que tienen armas por fuera y por dentro, llegando a hacer un 10/11 en los primeros tiros.


Los Celtics llegaron a irse de 20 puntos en el segundo cuarto, un segundo cuarto en el que le tocó brillar a un suplente. Glen Davis (17 puntos y 6 rebotes), siempre bien habilitado por sus compañeros exteriores, hizo inútil los esfuerzos en defensa de Dwight Howard, mejor defensor de la Liga, y de Marcin Gortat, los dos centers de unos Magic que seguían acumulando pérdidas de balón y fallos en ataque.

De 15 puntos al inicio del tercer periodo, la mínima diferencia del partido desde que los Celtics despegaron, se pasó a la máxima de 32 puntos de ventaja. Por suerte para los Magic, sus suplentes lograron doblegar a los suplentes locales en el último periodo y maquillaron el marcador dejándolo en el 91-74 final. Pierce, Garnett, Allen, Rondo, Davis y Wallace superaban la decena de puntos, mientras que en los Magic sólo Carter y Nelson salvaron un poco sus números.

El lunes se juega el cuarto partido de nuevo en Boston, y todo indica a la cuarta victoria de los Celtics. Parece realmente imposible que los Magic consigan darle la vuelta a la serie al nivel que están jugando los Celtics, que llegarían en plena forma, y no tan cansados como a los playoffs del año pasado, a la final de la NBA. El Beat L.A. ya se coreaba ayer en las gradas del Garden.

Vía | NBA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *