15 abril 2017 Baloncesto

Willy Hernangómez termina el año como rookie del mes

Con la llegada de jugadores como Derrick Rose y Joakim Noah, con Carmelo Anthony como estrella y con la positiva evolución de Porzingis, los aficionados de los Knicks se las prometían felices. O al menos, lo suficiente como para que su equipo fuera más competitivo que en las últimas temporadas. Sin embargo, nada de eso sucedió y el equipo de la Gran Manzana volvió a brindar una desastrosa temporada.

No en lo colectivo pero sí en lo individual, Willy seguro que ha disfrutado su año rookie

Si bien, para todo el mundo no ha sido un mal año en Nueva York, pues más allá de los resultados estamos seguros de que para Willy Hernangómez esta temporada será difícil de olvidar. El jugador español aterrizaba en la NBA un año después de ser drafteado por los Sixers, e inmediatamente traspasado a los Knicks, y la sensación que ha dejado en su año rookie es que puede ser un pívot con sitio en la liga.

Para empezar, porque ha jugado muchos más partidos de lo que se esperaba en un principio. Con 22 años, recién llegado y sin una gran experiencia al más alto nivel, era difícil que Willy gozara de minutos y normal que se pasara partidos en blanco. Así comenzó la temporada, pero poco a poco Jeff Hornacek se dio cuenta de que el español era lo mejor que tenía en su banquillo para la rotación en posiciones interiores.

De este modo, Willy Hernangómez ha llegado a jugar 72 de los 82 partidos de la temporada regular, y encima en 22 de ellos lo hizo saliendo en el quinteto titular, aprovechando así la lesión de Noah. Su media de minutos ronda los 18 por partido, con unos números de 8 puntos y 7 rebotes de media por encuentro que, si se extrapolara a los minutos que juegan los grandes pívots, le situarían entre los mejores de la liga.

Extrapolados sus números a 48 minutos, Willy sería top 5 entre los mejores reboteadores

Sus mejores partidos, varios de ellos acabando con un doble doble, han llegado al final de temporada, por encima del famoso rookie wall. Gracias a eso, y merced a unos promedios de 12 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias, Hernangómez se queda con el premio al mejor novato del mes de abril. Un reconocimiento que, ojalá así sea, marque el inicio de una bonita historia entre Willy y la NBA.

Willy ha sido el mejor de los tres españoles que esta temporada aterrizaban en la NBA. Su hermano Juancho, en los Nuggets, ha jugado 62 partidos con 5 puntos y 3 rebotes de media en 13 minutos, mientras que Alex Abrines, en los Oklahoma City Thunder, se ha destacado como un especialista en el triple, promediando 6 puntos en los 68 partidos en los que ha participado, a una media de unos 15 minutos por encuentro.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *