9 febrero 2017 Baloncesto

Yogi Ferrell se gana un contrato multianual en Dallas

Alrededor de la NBA pululan una serie de jornaleros del baloncesto en busca del sueño americano. Son, en su mayoría, jugadores no drafteados, que juegan en ligas inferiores como la D-League y que buscan primero un contrato temporal de diez días y, aprovechar esa oportunidad para alcanzar el contrato multianual. Y aunque parezca difícil, siempre hay quien lo consigue, como el caso de Yogi Ferrell.

Ferrell no fue drafteado y alternó la D-League con algunos partidos en los Nets

Yogi Ferrell es el gran ejemplo de este tipo de jugadores de esta temporada 2016-2017 en la NBA. El draft había pasado de largo para él y, desde entonces, busca el instalarse en la NBA desde los Long Island Nets, el equipo de la liga de desarrollo en el que acabó, después de hacer parte de la pretemporada con los Brooklyn Nets y no ganarse un hueco en la plantilla del peor equipo de la liga.

Ferrell, cuyo nombre real es Kevin aunque todos le conocen por el apodo “Yogi” que le puso su madre, llegó a debutar en la NBA con los Nets y ha jugado diez partidos en dos etapas diferentes con el equipo de Brooklyn, pero hasta ahí parecía llegar su suerte. Hasta ahí, hasta que una serie de circunstancias favorables y un poco de suerte le abrieron la puerta de los Dallas Mavericks.

Las lesiones de Deron Williams y J.J. Barea dejaron a Carlisle sin bases, así que tuvo que recurrir a buscar un jugador temporal de la D-League. Curiosamente, la elección no fue Ferrell sino Pierre Jackson, pero éste también se lesionó tras jugar un sólo partido, por lo que los Mavs apostaron por fin por él, por un Hoosier, un chico que procedía de la misma universidad que el dueño de la franquicia, Mark Cuban. ¿Casualidad?

Sólo tres no drafteados han hecho un partido de más de treinta puntos

Ferrell partía, como todos los temporeros, con un contrato de diez días y con la presión de hacerlo lo mejor posible, al menos para ganarse otros diez días más. Pero ha ido más allá rompiendo todas las expectativas, con partidos como el de los Mavs ante los Blazers, en el que anotó 32 puntos con una serie de 9 de 11 en triples, igualando el récord de lanzamientos de tres anotados por un novato

Así, Ferrell lleva con Dallas Mavericks unos promedios de 17’8 puntos, 5 asistencias y 3 rebotes, mucho mejores que sus 5’4 puntos y 1’7 asistencias logrados en sus minutos en los Nets. En la franquicia tejana creen haber encontrado al nuevo diamante en bruto en la NBA y por eso le han ofrecido un contrato de dos temporadas. Así que Ferrell ha alcanzado al fin el sueño americano, veremos ahora qué derroteros toma esta bonita historia.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *