14 noviembre 2014 Baloncesto

Nedovic jugará en el Valencia Basket

Cortado hace algunos días por los Golden State Warriors, a Nemanja Nedovic no le ha costado mucho encontrar equipo. Nada más saberse que la franquicia californiana iba a prescindir de los servicios del jugador serbio, fueron varios los equipos europeos interesados en hacerse con sus servicios. Al final, quien va a repescar al jugador será un equipo español, el Valencia Basket.

El conjunto que dirige Perasovic necesita cubrir la baja de Dwight Buycks. El estadounidense había sido fichado este verano y llegaba con visos de ser uno de los pilares del equipo, no en vano el base era pretendido por grandes del continente como Olympiacos o CSKA. Sin embargo, Buycks fue cortado por no dar lo que se esperaba de él y ahora se confía en Nedovic para que lleve la manija del equipo.

Como Buycks, Nedovic llegará con un gran cartel, por aquello de su caché y por aquello de proceder de la NBA, aunque al igual que Buycks, la carrera en la gran liga de Nedovic no ha sido muy allá. Drafteado en la primera ronda del draft de 2013 por los Phoenix Suns y bautizado como el “Derrick Rose europeo”, sus derechos llegaron vía traspaso a los Warriors y en la franquicia californiana apenas ha tenido oportunidades.

El año pasado apenas jugó 20 partidos en la temporada regular y este año no había contado tampoco con la confianza de Steve Kerr, el nuevo entrenador, ni como escolta ni como base, por lo que fue cortado. Así pues, regresa a Europa, donde este joven jugador tal vez sí pueda demostrar que, tal y como apuntaba primero en el Estrella Roja y luego en el Lietuvos Rytas, sí puede ser una estrella del baloncesto a este lado.

Juventud para mejorar no le falta, pues hablamos de un jugador que tan sólo tiene 23 años. Eso sí, tampoco va escaso de experiencia, pues está jugando a primer nivel desde muy jovencito, ya que con apenas 17 años ya dio el salto a la primera plantilla del Estrella Roja. Sabe lo que es jugar en la Euroliga y también sabe lo que es jugar partidos de alto nivel con la selección serbia, en la que, en categorías inferiores, siempre ha sido uno de los jugadores que llamaban la atención.

Jugador con mucha planta y muy explosivo, ha demostrado en la mayoría de las veces ser mejor finalizador que creador de juego, mucho mejor entrando a canasta que lanzando desde lejos. Es por eso que que se le califique de irregular o poco consistente. Veremos si bajo la tutela de Perasovic, Nedovic madura y, más que pulir defectos, se dedica a exhibir virtudes, que no son pocas las que tiene.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *