23 enero 2017 Fútbol americano

Falcons y Patriots ganaron las finales de Conferencia de la NFL

La Super Bowl de 2017, que se jugará en el NRG Stadium de Houston, Texas, el domingo 5 de febrero, ya tiene a sus dos protagonistas: los Falcons y los Patriots. Tanto los de Atlanta como los de New England se convirtieron en los campeones de sus respectivas conferencias, después de vencer a sus rivales, los Packers y los Steelers respectivamente.

Así pues, la edición número 50 de la Super Bowl nos presenta una final inédita. Los Patriots, que llegan por novena vez al partido decisivo por el título marcando así un nuevo récord, y los Falcons, que vuelven por segunda vez en su historia, no se habían cruzado antes en la lucha final por el preciado trofeo Vince Lombardi.

NFC: Falcons 44 Packers 21

Los Falcons jugarán la Super Bowl

En Atlanta están disfrutando de su equipo de fútbol americano como tiempo ha que lo hacían. Y es que queda ya algo lejano aquel año 1999 cuando los Falcons ganaban por primera y única vez hasta ahora el título de la NFC y jugaban la Super Bowl por primera vez. Ahora, esperan que la historia sea diferente, porque en aquella ocasión los Broncos ganaban su segundo título consecutivo.

La ofensiva de los Falcons dominó un partido al que los Packers parecieron no presentarse hasta el tercer cuarto, para cuando ya perdían por 31-0. A pesar del despertar ofensivo de los Green Bay tras toda una primera mitad sin anotar, seguían sin encontrar como frenar al ataque de los Falcons, por lo que en ningún momento nadie pudo siquiera vislumbrar que no se viera una victoria local.

Pincha aquí para ver las mejores jugadas del partido

AFC: Patriots 36 Steelers 17

Los Patriots jugarán la Super Bowl por novena vez

Ante su público, los New England Patriots hicieron historia al meterse por novena vez en la Super Bowl, marca que ningún equipo ha alcanzado desde entonces. En esa Super Bowl no sólo intentarán impedir que los Falcons el primer título de su historia, sino que además buscarán el quinto para ellos (tras el cuarto que llegó en 2015), con lo que igualarían en la clasificación histórica a los 49ers y a los Cowboys, quedándose a uno de los Steelers.

Unos Steelers que sucumbieron ante la maestría en el pase de Tom Brady. Mientras el número ’12’ de los Patriots encontraba fácilmente a sus compañeros, especialmente a Hogan, a los de Pittsburgh no les salía nada. El 10-0 del primer cuarto y el 16-0 en el tercer cuarto hicieron inútiles los esfuerzos de unos Steelers que no entregaron la cuchara, aunque de nada les sirviera el esfuerzo.

Pincha aquí para ver las mejores jugadas del partido

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *