22 octubre 2015 Fútbol

Portugal es el nuevo entrenador del Valladolid

El Real Valladolid fichó este verano a Gaizka Garitano, el entrenador que guió al Eibar por primera vez en su historia a la Primera División y que dejó el equipo armero tras no amarrar deportivamente la permanencia, aunque luego el equipo haya seguido en la máxima categoría. Pero entre Garitano y el Valladolid no ha habido historia bonita alguna y ya cada uno va por su lado.

El vasco fue destituido como técnico tras la Jornada 9 y con el equipo en puestos de descenso. El Valladolid, que lleva dos años seguidos jugando playoffs, es un equipo que debería estar peleando en la parte alta y no en la zona baja, y por eso sus dirigentes tomaron la lógica decisión de decir adiós a Garitano y hola a un nuevo entrenador, Miguel Ángel Portugal.

Portugal, que viene de ser brevemente seleccionador de Bolivia, ha sido el elegido para reflotar al Pucela y ponerlo de nuevo en la pomada por el ascenso. El burgalés vistió la franjas albivioletas a finales de los ochenta como jugador, pero nunca había dirigido a este equipo en su larga trayectoria como entrenador, que le ha llevado a dirigir equipos en Bolivia o Brasil.

El Almería le da a Carrillo la oportunidad de entrenar en España

Garitano no era el primer entrenador despedido en Segunda División, pues Sergi Barjuán se le adelantó. El Almería despidió a su técnico tras la Jornada 7 y, mientras buscaban un nuevo entrenador, se hizo cargo del equipo el técnico del filial, Miguel Rivera. Cuando ya casi todos veían a Rivera quedándose con la plaza, se anunció la llegada de Joan Carrillo.

El nombre del nuevo entrenador del Almería no sonará a muchos, porque en su carrera como jugador no pasó de la Segunda División B y su carrera como entrenador está despegando ahora. De 47 años, Carrillo tiene experiencia en los banquillos pero principalmente como asistente, destacando su papel como segundo de Mauricio Pochettino en la etapa del argentino en el Espanyol.

Por esas vueltas que da al fútbol, el técnico catalán terminó en el Videoton de Hungría, donde saltó de ser asistente a ser entrenador jefe la temporada pasada. Y las cosas no le fueron mal, pues el equipo ganó la liga húngara por segunda vez en su historia. Ahora en Almería afrontará su primer gran reto como entrenador, tomando al equipo en descenso y con la obligación de que pelee por volver a Primera.

Vía | Real Valladolid / UD Almería

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *