28 mayo 2017 Tenis

Wawrinka la carta escondida para Roland Garros

Considerar a Rafa Nadal como el enorme favorito para la cita de París no es faltar a la verdad. El balear se halla en un estado impecable en el polvo de ladrillo y su palmarés en la capital francesa deja mudo a cualquiera. Mucho se habla de un potencial choque de semifinales ante Novak Djokovic – campeón defensor – como la máxima prueba para el manacorí.

Sin embargo por la otra zona va un tenista que ha demostrado que siempre que llega a una final de Major se convierte en una potente máquina de tiros ganadores: Stan Wawrinka, que en sus tres asaltos decisivos en Australia, Roland Garros y New York siempre se impuso. En Australia precisamente ante Rafa. De llegar a cruzarse, lo harían solo en la final y ahí es donde el suizo se crece.

Stan Wawrinka defendió con éxito su título de tenis de Ginebra con una victoria en tres sets 4-6 6-3 6-3 sobre el mayor de los Zverev , Mischa para ganar así su primer trofeo de la temporada. Con 32 años el de Lausana aunque perdió dos veces su saque en el primer set, después de ello no tuvo inconvenientes para imponer su tenis de ataque.

“El nivel de hoy fue grande, creo que fue una gran final. Mischa estaba jugando muy bien y tal vez estaba dudando un poco al principio. Estoy contento por volver fuerte en el segundo set y lograra darle la vuelta al partido “

comentó el suizo.

Acostumbrado a las grandes gestas cuando nadie se lo espera, Wawrinka sin duda recupera confianza para enfrentar el Grand Slam de Roland Garros que ya ganó en 2015 venciendo a Novak Djokovic en ese momento y privándole de la posibilidad de lograr los 4 Majors – algo que después en el 2016 el serbio lo conseguiría – Ya antes en el 2014 en Melbourne “Stan The Man” había sorprendido a Rafa quitándole la posibilidad de ser el único tenista en ganar al menos dos veces cada Grand Slam. Y terminando la temporada 2016 venció nuevamente a Djokovic esta vez en Nueva York para frustrar un décimotercer título para el de Belgrado que le habría dejado a solo uno de igualar a Rafa en Slams. Por si fuera poco también sabe lo que es causar desazón a su compatriota Roger Federer, a quien le arrebató la posibilidad de coronarse en Montecarlo 2014, uno de los dos únicos Masters 1000 que el máximo ganador de Slams no posee (junto a Roma).

Es decir Wawrinka es experto en finales ante los grandes, no se amilana en ellas – aunque con todas tenga un historial muy negativo – y saca lo mejor de sí en cada una de ellas. El nivel del de Lausana en determinado día puede ser el de una megaestrella capaz de liquidar a cualquiera que le salga al frente y en otras pareciera ser un tenista aficionado. Enfrentarse a él en primeras rondas es apetecible porque suele entrar frío y displicente, pero disputar con él una semifinal o una final, en especial de grandes torneos, como se puede ver en su bagaje de triunfos – se vuelve una pesadilla.

Rafa en teoría no tendrá un solo rival de sumo cuidado en el camino a “la décima” – que sería Djokovic en semifinales – sino que en la final, considerando el andar de Andy Murray en la temporada, emerge como super candidato Stan Wawrinka. Ya está advertido Rafa que de darse esa situación, no deberá confiarse.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *