29 noviembre 2016 Fútbol

El Chapeocoense ha sufrido un trágico accidente aérero

La final de la Copa Sudamericana de 2016 medía al Atlético Nacional de Medellín, campeón también de la Copa Libertadores este año, y al Chapecoense de Brasil. Sin embargo, ha quedado suspendida de forma indefinida debido a una trágica y terrible noticia: un accidente aéreo del avión en el que viajaba el club brasileño.

Para el club brasileño esta final era el partido más importante de toda su historia

El equipo brasileño había sido la gran sorpresa del torneo. No sólo se trataba de un modesto equipo que no ha muchos años estaba en las categorías más bajas del fútbol del país e incluso pasando por graves problemas económicos, sino que para llegar a esta final (con el club ya instalado en la Primera División y con las cuentas saneadas) habían eliminado a equipos del talante de Independiente de Avellaneda y San Lorenzo de Almagro.

Así pues, la plantilla y el cuerpo técnico se dirigían hasta Medellín para disputar el que iba a ser el encuentro más importante de la historia del club, la ida de una final por un título internacional. Partían desde Bolivia viajando con una aerolínea de este país, pero siniestraron por causas desconocidas ya en tierras colombianas, realmente no lejos del aeropuerto de destino.

La noticia ha dejado en schock al mundo del fútbol y trae a la memoria sucesos que ocurrieron algunos mucho tiempo atrás: Torino, Manchester United, The Strongest, Alianza de Lima o la selección de Zambia son nombres marcados por la tragedia aérea a los que ahora, desgraciadamente, se une del del Chapecoense, club de la ciudad de Chapecó.

Entre los fallecidos está Cleber Santana, ex jugador del Atlético de Madrid

Entre el pasaje y la tripulación, eran 81 personas las que viajaban en ese vuelo, entre las que se contaban los miembros del club así como periodistas que iban a cubrir el partido. La información tras las primeras horas ha sido muy confusa, pero parece ser que la Aeronáutica Civil de Colombia confirma la supervivencia de sólo seis personas, tras unas labores de rescate que están siendo de lo más complicadas por las inclemencias meteorológicas y por el acceso hasta los restos del avión siniestrado.

La final de la Copa Sudamericana 2016 ha quedado suspendida de forma indefinida, aunque en estos momentos esto es lo de menos. Lo único que nos queda ahora es lamentar esta tragedia y expresar nuestras condolencias para con los amigos y familiares de los fallecidos en este terrible accidente.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *