Tal día como hoy… Nacía Primo Carnera, leyenda italiana del boxeo

Tal día como hoy… Nacía Primo Carnera, leyenda italiana del boxeo

Escrito por: Roberto    25 octubre 2016     Sin comentarios     2 minutos

El 25 de octubre de 1906 nacía en la pequeña localidad italiana de Sequals el que iba a ser campeón del mundo de los pesos pesados, Primo Carnera. Su físico le llevó del circo a convertirse en uno de los púgiles más populares y queridos de los años 30, ganándose el apodo de «el gigante bueno»

El 25 de octubre de 1906 nacía en el seno de una humilde familia italiana del municipio de Sequals, cerca de Udine, un niño que pesó 8 kgs. de nombre Primo Carnera. Su infancia fue dura, en 1915 su padre fue llamado a filas para combatir en la I Guerra Mundial, por lo que él y sus hermanos se vieron obligados a mendigar.

A los 12 años emigró a Le Mans (Francia) donde vivían sus tíos. Allí trabajó primero como carpintero y más tarde fue contratado por los encargados de un circo, quienes quedaron impresionados por sus 2,06 metros de altura y sus 125 kilos de peso, ideal para el papel de forzudo. Allí fue descubierto por el expúgil y campeón francés Paul Journeé quien le convenció para que empezara a entrenar bajo la supervisión del mánager Léon See.

El 12 de septiembre de 1928 debutó como profesional en París batiendo por KO en el segundo asalto a Leon Sebilo. Dio el salto a los Estados Unidos en 1930, país donde la mafia controlaba el boxeo. Sombra, la de la mafia, que le acompañaría durante buena parte de su carrera.

Su momento culminante llegaría el 29 de junio de 1933, cuando se proclamó campeón del mundo en el Madison Square Garden venciendo a Jack Sharkey en el sexto asalto. Defendería su título con éxito ante el español Paulino Uzcudun unos meses después en Roma y ante la mirada de Benito Mussolini, que convertiría a Carnera en un deportista referencia del régimen fascista.

En 1934 perdió el título ante Max Baer, y en 1935 fue derrotado por una leyenda del boxeo como Joe Louis. Se retiró en 1938, después de sufrir diabetes y ser sometido a una operación de riñón.

Tras reaparecer en los cuadriláteros sin éxito, en 1946, volvió a los Estados Unidos para dedicarse, con bastante éxito, al espectáculo de la lucha libre. Allí, en Los Ángeles, vivió una segunda época dorada de la mano de su esposa Giuseppina Kovacic, abriendo una tienda de licores y haciendo sus pinitos en el cine.

Aquejado de una cirrosis hepática, volvió a Sequals, donde moriría el 29 de junio de 1967, en el 34 aniversario de su mejor momento sobre un cuadrilátero.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.