28 noviembre 2016 Deportistas, Efemérides

Comaneci a su llegada a Estados Unidos
Hoy, en nuestra sección dedicada a las efemérides, recordaremos una de las historias más impactantes en la vida de la genial gimnasta rumana, Nadia Comaneci.

El 28 de noviembre de 1989, cuando la dictadura comunista de Nicolae Ceaucescu daba sus últimos coletazos en Rumanía, la tantas veces utilizada por el régimen con fines propagandísticos, Nadia Comaneci, emprendía su huída a Hungría con el fin de poder exiliarse a los Estados Unidos.

Involuntariamente, Comaneci había pasado a ser la mejor embajadora del régimen desde que en las Olimpiadas de Montreal en 1976 se convirtiera, con solo 14 años, en la primera mujer en obtener un 10 de nota en el ejercicio de barras.

En 1981, sus entrenadores, Bela y Marta Kardoyi, aprovecharon una gira por el extranjero en la que acompañaban a Comaneci para fugarse, lo que afectó directamente a la gimnasta, ya que el régimen prohibió que volviera a salir del país, además de imponerle una vigilancia absoluta sobre su vida privada.

Su huída fue de película. Primero caminó durante toda la noche por un bosque guiada por un mercenario y ya en Hungría fue recogida por un coche que la llevó hasta un aeropuerto de Austria desde donde voló a América.

Pese a que su adaptación no fue fácil, Nadia rehízo su vida en Estados Unidos, casándose con el también gimnasta Burt Conner, con quien montó una academia y la revista International Gymnast. Además viaja por todo el mundo patrocinando su deporte y en su país es Presidenta de Honor de la Federación Rumana de Gimnasia, Presidenta Honorífica del Comité Olímpico Rumano y Embajadora de Deportes de Rumanía.

Por su parte, el régimen comunista de Rumanía acabaría cayendo y Ceaucescu siendo ejecutado el 25 de diciembre de 1981, menos de un mes después de que Comaneci emprendiera su huída.

Fuente| www.dailymail.co.uk

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *