6 julio 2010 Ciclismo

Fabian Cancellara recupera el liderato del Tour de Francia 2010 gracias a los tramos de pavés

Si en el día de ayer el pacto de no agresión firmado dentro del pelotón deslució el triunfo de Sylvain Chavanel (Quick Step) y lo que pudo haber sido una bonita jornada, en el día de hoy no ha habido tregua ninguna. Andy Schleck (Saxo Bank), que ayer pudo haber perdido mucho tiempo de haber habido batalla, y Cadel Evans (BMC) han sido dos de los grandes beneficiados de una etapa que todos los ciclistas tenían marcada en el calendario, temerosos de los tramos de pavés de la París-Roubaix.

Siete valientes buscaron la aventura al inicio de la prueba, destacándose entre ellos el canadiense Ryder Hesjedal (Garmin). Pero lo interesante no llegó hasta uno de los últimos tramos de pavé, el de Rosiere, en el que Frank Schleck se fue al suelo. Aprovechando la caída de su compañero de equipo, en la que por cierto se fracturó la clavícula, los Saxo Bank comenzaron a tirar. Curiosamente los mismos que ayer decidieron y convencieron al resto de plantarse, hoy fragmentaron la carrera.


Con Cancellara al frente tirando como una bestia sobre un terreno que conocía muy bien, Andy Schleck y Cadel Evans se fueron con él dando caza a Hesjedal y formando un sexteto en cabeza. Por detrás se formaban grupitos desorganizados con los favoritos bastante solos, por ejemplo, Lance Armstrog (Radioshack) quedó en un segundo grupo y Alberto Contador (Astana) en el tercero, pero al norteamericano no le acompaño la suerte y pinchó quedando aún más rezagado que el ciclista español, que acabó pagando los esfuerzos en el tramo final.

Tampoco tuvo suerte Sylvain Chavanel, que sólo ha lucido el maillot amarillo durante una jornada. El ciclista francés se vio implicado en casi todas las incidencias de hoy e incluso sufrió un pinchazo. Así, tras perder 4 minutos en la línea de meta, cede el liderato de nuevo a Fabian Cancellara. Espartaco apostaba fuerte también por la victoria de etapa pero sus esfuerzos se centraron en ayudar a Andy Schleck, así que a la hora del sprint el noruego Thor Hushovd (Cervelo) fue el mejor, logrando su octavo triunfo en la Grande Boucle.

A 53 segundos llegaba un grupo con Bradley Wiggins (Sky) y Denis Menchov (Rabobank), y comandado por Alexandre Vinokourov (Astana). En una maniobra extraña, el ritmo del kazajo terminó por descolgar a Alberto Contador y el español llegaría 20 segundos más tarde. Peor le fue a Armstrong, que perdía 2:08 en un grupo en el que no había ningún Radioshack y en el que estaba Samuel Sánchez (Euskaltel).

Después de las escabechinas de ayer y de hoy, el magullado pelotón afrontará mañana una jornada a priori más tranquila y por suerte para sus piernas, de menor kilometraje. Serán 153 kilómetros entre las localidades de Cambrai y Reims, ya en suelo francés, y de perfil completamente llano, por lo que lo más probable es que la victoria se decida al sprint.

Vía | Le Tour

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Tour de Francia 2010: la cadena de Schleck viste de amarillo a Contador 19 julio 2010
  2. Vuelta a España 2010: Hushovd gana en Murcia un sprint descafeinado 2 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *