9 septiembre 2013 Tenis

La número uno del mundo la americana Serena Williams se convirtió en la tercera jugadora con mejor récord en la Era Abierta en el Abierto de los Estados Unidos al defender con éxito su corona en Flushing Meadows derrotando en la final a la aguerrida bielorrusa Victoria Azarenka – número dos del mundo –

Williams de 31 años ha ganado con esto su décimo séptimo título de Grand Slam y así se convirtió en la tenista que dominó los Major esta temporada ya que también se alzó con el trofeo de Roland Garros. Además es la primera vez que revalida el título en el Abierto neoyorquino.

La norteamericana logró además el mayor premio monetario en la historia del tenis femenino por haberse impuesto no solo en el US Open sino también de la serie US Open Series. Con esto Williams ganó más de 50 millones de dólares en toda su carrera. El partido en sí fue de muchos vaivenes porque Azarenka empezó muy bien rompiendo en el primer juego del primer set. Pero la ya legendaria hermana menor de las Williams se rehizo con el apoyo del público y cuando se tranzaron en potencia fue ella quien comenzó a dominar. Azarenka tuvo 40-15 para ponerse 6-5 pero increíblemente perdería el servicio y Serena no perdonó. Hizo suyo el siguiente juego y cerró por 7-5 en forma dramática.

El segundo set fue incluso mucho más variable que el primero. Azarenka pierde sus dos primeros juegos de servicio y queda 1-4. Logra emparejar cuando sacaba Williams 5-4 para campeonato. Sin embargo la falta de consistencia de la bielorrusa dejaría una segunda oportunidad para que la local dispusiera de juego para campeonato. En ese instante aparecieron los nervios y Williams cometió groseros errores sobre todo con el revés al intentar jugar casi siempre golpes planos. Azarenka vuelve a romper, fuerza el desempate y gana 7-6(8-6).

Williams entendió que la fórmula no pasaba solo por pegar plano y potente en todo momento sino que a veces bastaba con jugar con mucho top para darle profundidad y esperar que Azarenka empezara a fallar. La bielorrusa fue una máquina de cometer errores en el decisivo y Williams arrolló por 6-1, un marcador que no correspondía a lo que venía ocurriendo en el partido hasta el segundo set.

La americana suma ahora cinco coronas en el US Open junto a las de 1999, 2002, 2008 y 2012 – esta última derrotando a la propia Azarenka – y eleva sus títulos a 55 emparejando en el historial a Lindsay Davenport como la séptima más ganadora en el tenis femenino de la historia.

Vía y Foto | US Open

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 septiembre 2013
  2. US Open 2013: previa, retransmisión y horario de la final Rafa Nadal-Novak Djokovic 9 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *