30 marzo 2017 Juegos Olímpicos

El motivo del origen de los JJ.OO
El deporte y el ser humano han ido de la mano desde tiempos inmemoriales. Tal es así, que ambos han evolucionado juntos y, a día de hoy, son muy diferentes a cómo eran años y años atrás. Una de las competiciones con mayor longevidad es, sin duda, los Juegos Olímpicos.

Los primeros Juegos Olímpicos de los que se tiene constancia, más bien registros, datan del año 776 a.C., ¡casi nada! Su nombre deriva, precisamente, del lugar en el que se celebraron: la Villa Griega de Olimpia. Y al igual que ocurre en la actualidad, esta competición tenía lugar cada cuatro años, concretamente entre los meses de julio y agosto.

Su objetivo era muy similar a uno de los objetivos que persigue el deporte en nuestro tiempo: servir como motivo de acercamiento social en el que tengan cabida diferentes personas con distinto pensamiento, religión, etc. Esto es así, porque en aquella época, la sociedad griega atravesaba un periodo convulso, de revolución y fragmentación. Surgieron las distintas ‘polis’ o ciudades, cuyos habitantes defendían con fiereza, a pesar de pertenecer todas a un mismo país o territorio.

Esta circunstancia traía de cabeza a los gobernantes de por aquel entonces, que no soportaban ver la fuerte división del pueblo griego. Para poner fin a ello, o al menos intentarlo, crearon los Juegos Olímpicos. Con ellos se generaba, durante un tiempo, un ambiente festivo que desembocaba en una especie de tregua entre las ciudades o pueblos.

Estos Juegos Olímpicos iniciales no duraban más de cinco días, y se hacían en honor al dios griego Zeus. Como curiosidad, a los atletas olímpicos se les exigía, entre otras cosas, ser nacidos en Grecia, ser hombres libres y jóvenes y haber superado un entrenamiento previo de casi 10 meses.

Entre las competiciones más destacadas de los aquellos Juegos Olímpicos se encontraban las carreras de caballos y de carros, las carreras atléticas (destacaba sobre todas aquella que consistía en correr un total de 192 metros), el salto de longitud (los participantes saltaban sobre un foso cubierto de arena), los lanzamientos de disco, los lanzamientos de jabalina y la lucha cuerpo a cuerpo mediante derribos y sin ningún tipo de utensilio.

Todas las pruebas anteriormente citadas se realizaban por separado. Luego estaba la llamada prueba de Pentatlón, que constaba de salto de longitud, lanzamiento de disco, lanzamiento de jabalina, carrera de velocidad y lucha cuerpo a cuerpo.

Foto| CNN

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *