13 enero 2010 F√ļtbol

Cuco Ziganda ya no pisará más Chapín como local

El navarro Jos√© √Āngel Ziganda ha sido destituido como t√©cnico del Xerez Club Deportivo. La noticia en s√≠ no resulta novedosa ya que s√≥lo hay que echarle un vistazo a los n√ļmeros del colista de Primera Divisi√≥n en esta 17 jornadas: 7 puntos, 6 goles a favor, s√≥lo 1 victoria y como local y seis derrotas en los √ļltimos seis encuentros. Sin embargo, todo apunta a que un suceso ha motivado el divorcio entre club y entreanador.

La direcci√≥n deportiva hasta ahora hab√≠a sido el √ļnico apoyo del Cuco, porque parte del vestuario estaba abiertamente en contra, y no digamos la afici√≥n. Sin embargo, el navarro se desmarc√≥ alineando a Michel, un hombre con el que hasta ahora no hab√≠a contado en ninguna convocatoria y que el club quer√≠a colocar en este mercado de invierno, un descartado. Resulta curioso que un hecho as√≠ sea el detonante de un despido que ya llega muy tarde.

Cierto es que Ziganda no lo ha tenido nada fácil en el Xerez: fichajes que llegaron tarde y mal para completar una plantilla muy corta y descompensada, poco tiempo para preparar la pretemporada y una situación institucional de lo más convulsa. Pero también es cierto que el navarro no ha sabido motivar ni gestionar una plantilla cuya base fue campeona de Segunda División.

El Cuco no cont√≥ con esa base y tom√≥ decisiones muy extra√Īas en los primeras jornadas, pasando jugadores titulares a la grada sin explicaci√≥n aparante, o sus innumerables cambios de sistema y t√°ctica. Los capitanes y los pesos pesados del vestuario ve√≠an los partidos en la grada o desde casa, y esas decisiones normalmente, son como echarse tierra encima uno mismo, sobre todo cuando los resultados no llegan.

Al mando del equipo se queda uno de los secretarios t√©cnicos, Antonio Poyatos. Poyatos es un hombre de la casa, cr√≠ado en la cantera xerecista y que hizo carrera en Primera Divisi√≥n primero en el Logro√Ī√©s y despu√©s en el Valencia, pero sin ninguna experiencia en los banquillos. De todos modos, suenan para el puesto los nombres de los argentinos Lavolpe o Cappa y tambi√©n los espa√Īoles David Vidal o Paco Chaparro, viejos conocidos de la ciudad. Sin embargo, hasta que no se aclare la situaci√≥n institucional, no es de extra√Īar que no se contrate a ninguno.

Porque esa es otra. Ahora mismo el club es un barco a la deriva que seg√ļn Joaqu√≠n Morales, su m√°ximo mandatario, “vendido est√° a un empresario argentino que se llama Federico”, palabras textuales. En esas, el equipo lleva desde mediados de diciembre navegando en las turbias aguas de la ley concursal sin nadie que maneje el tim√≥n, abocado ya irremisiblemente al descenso a la Segunda Divisi√≥n.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *