Daimiel nos aclara los sistemas para controlar el dopaje en la NBA

Daimiel nos aclara los sistemas para controlar el dopaje en la NBA

Escrito por: Javi    29 diciembre 2010     2 Comentarios     4 minutos

Cada vez que leemos una noticia sobre dopaje, y desgraciadamente cada vez son más, el debate acaba trasladándose a la NBA y a sus musculados jugadores. La creencia popular es que en la liga norteamericana de baloncesto hay carta abierta en cuanto al uso de esteroides y otras sustancias, y de ahí, que haya tanto saltimbanqui y tanto musculito.

Para aclararnos sobre el tema definitivamente, que mejor que recurrir a Antoni Daimiel, uno de los periodistas que más sabe de NBA en España o al menos que más demuestra saber. En el blog que tiene en Canal +, Daimiel publicó un artículo titulado Drogas y dopaje en la NBA que reproducimos íntegro a continuación:

Como consecuencia de la repercusión de la Operación Galgo, el caso que investiga una trama de dopaje en el atletismo español, la NBA se ha visto salpicada por tópicos habituales siempre que se habla de estos temas. Con voluntad informativa y aclaratoria voy a exponer que:

– El programa antidrogas y antidopaje de la NBA está regulado por el convenio de la liga, aprobado por tanto por la patronal (dueños de franquicias) y la poderosa asociación de jugadores (NBPA). Es público. TODO el mundo sabe en qué consiste y a qué atenerse.

– Desde 1983 se prohibió y persiguió en la NBA el consumo de drogas socialmente penalizadas (llamadas por ellos como drogas de abuso) como anfetaminas, cocaína, LSD y opiáceos como heroína, codeína y morfina.

– En el convenio colectivo vigente, firmado tras el cierre patronal que duró del 30 de Junio de 1998 a Enero de 1999, se incorporaron al programa la marihuana, esteroides como el clembuterol y diuréticos varios. Un año después se añadieron a la lista de sustancias prohibidas otros esteroides como la nandrolona, el estanozolol y la testosterona. En 2004 la efedrina, la hormona del crecimiento y sustancias derivadas o similares completaron el dossier de sustancias prohibidas.

– Los rookies o novatos pasan cuatro controles sorpresa desde el 1 de Octubre al 30 de Junio en su primera temporada en la NBA. Los veteranos sólo pasan uno por temporada y lo pasan durante la pretemporada (training camp), en Octubre.

– Los castigos son variados en dependencia de la sustancia detectada. Los consumidores de drogas de abuso reciben una suspensión de dos años. En el convenio se dice que en dependencia de su voluntad de cumplir con los programas de rehabilitación o reincidencias pueden recibir una descalificación definitiva pero tras los dos años de suspensión si los acusados se demuestran limpios podrían ganar en cualquier litigio en la justicia ordinaria su reinserción.

– Un positivo de esteroides, diuréticos, efedrina, etc… acarrea diez partidos de suspensión y la obligación de cumplir con un programa de información y rehabilitación. Si se incurre en un segundo positivo la suspensión es de 25 partidos, el tercero provoca un año de suspensión y un cuarto tropiezo la descalificación definitiva.

– Un positivo por marihuana obliga a entrar en el programa de rehabilitación. El segundo se castiga con 25000 dólares de multa y el cumplimiento con el programa. El tercero obliga a una suspensión de cinco partidos y el cuarto ya lleva la sanción hasta diez encuentros sin jugar.

– Esto es la NBA y sus controles. El 30 de Junio finaliza el vigente convenio y habrá que negociar el próximo aunque el programa antidrogas y antidopaje supondrá uno de los puntos de menor conflicto entre propietarios y jugadores. Ni que decir tiene que la mayor causa de polémica es que los jugadores de más de un año de experiencia en la NBA y sin antecedentes sólo pasen un control anual y siempre en Octubre.

– Conocidas sus normas uno puede definir mejor sus críticas o alabanzas a las mismas. Ojalá pudiéramos conocer datos similares referentes al deporte español de alta competición.

Como podemos comprobar, los novatos son los jugadores más perseguidos por la NBA, a los que se realizan 4 controles por sorpresa, mientras que los jugadores veteranos saben perfectamente qué día y cuando van a tener que pasar su respectivo control. Esto da que pensar, y es que los jugadores podrían utilizar sustancias prohibidas tranquilamente sin que les pillaran durante toda la temporada.

El sistema es claro pero no parece muy exhaustivo y mucho menos efectivo, lo cual no quita que haya casos positivos como el de Rashard Lewis que ya comentamos por aquí. A vosotros, ¿qué os parece?. ¿Creéis que la mayoría de los jugadores de la NBA utilizan esteroides u otras sustancias durante la temporada?. ¿Pensáis que este sistema es efectivo?.

Vía | Canal +


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.