Open de Australia 2014: Wawrinka campeón derrotando a un mermado Nadal

Open de Australia 2014: Wawrinka campeón derrotando a un mermado Nadal

Escrito por: Fernando    26 enero 2014     13 Comentarios     3 minutos

Wawrinka nunca había ganado a Nadal pero eligió el mejor momento porque su victoria en Australia le sirve para llevar a su vitrina su primer título de grand slam. Nadal jugó muy mermado con problemas de espalda que le impidieron tener opciones reales de ganar el título.

El 14º grand slam de Rafa Nadal tendrá que esperar. Parecía que en Australia todo estaba de cara para que el número 1 sumara un nuevo grande ante un Stanislas Wawrinka que nunca le había derrotado pero la primera victoria del jugador suizo llegó en el mejor momento para él porque sirvió para coronarse campeón y sumar su primer título de grand slam.

No quitaremos aquí ni un ápice de crédito al título de Wawrinka que ha firmado una gran segunda semana en la que ha dejado en el camino a Djokovic o Berdych. Sin embargo si hay que decir que lamentablemente Nadal no pudo jugar a su mejor nivel porque tuvo problemas de espalda que requirieron de asistencia médica. Al final el español forzó hasta un cuarto set cuando no parecía que pudiera pero acabó cediendo por 6-3, 6-3, 3-6 y 6-3.

La final de Australia fue muy rara por los problemas de Nadal y solo tuvo un desarrollo realmente normal durante la primera manga. Los tres primeros juegos fueron de tanteo pero a partir de ahí se vio a un Wawrinka que hacía bastante daño a Nadal que no terminaba de encontrar sus golpes ganadores. El suizo cobró ventaja para colocarse con 4-1 pero Nadal casi siempre resurge y con 5-3 tuvo opciones de rotura que hubieran alargado el set. El español no estaba del todo bien y no aprovechó ese momento así que las tres bolas de rotura a su favor se convirtieron en bolas de set para Stan que con cinco puntos consecutivos ganaba el set, el primero en toda su carrera que conquistaba ante Rafa que le había derrotado en los 12 partidos precedentes.

En el comienzo del segundo set se vio que la final iba a ir por derroteros inesperados. Wawrinka ganó los dos primeros juegos y Nadal tuvo que ausentarse e ir al vestuario a recibir asistencia del fisio porque su espalda estaba dando problemas. El español volvió a pista con enfado de Wawrinka incluido que en ese momento no sabía de los problemas de Nadal pero ese set prácticamente lo tiró porque no podía moverse y ni siquiera podía servir.

Por momentos muchos pensamos que Nadal se retiraría al final de ese set pero no fue así ya que no es algo que le guste al español. Rafa siguió peleando por respeto a Wawrinka pero entonces llegó la presión para el suizo que se vio con todo ganado y empezó a cometer muchos errores. Eso ayudó a Nadal que se estaba jugando todos los puntos porque no podía correr pero que poco a poco encontró algo más de movilidad y potencia en el servicio. Con su mejora y un Wawrinka que se desquiciaba ante la leyenda de Rafa más que ante su tenis mandaba el partido al cuarto set.

Allí Wawrinka debía dar un paso adelante porque en caso de un quinto set podría haber entrado en un estado de nervios que provocara cualquier cosa. El suizo siguió moviendo a Nadal que dejaba de correr a por muchas bolas y se hizo con el 4-2 a su favor. Todo parecía decidido pero Wawrinka cedió su siguiente servicio en blanco y metió a Nadal de nuevo en el partido. En cualquier caso, al siguiente juego llegó otro break y el suizo si cerró el partido porque no podía dejar escapar tal oportunidad en esta era en la que los grandes apenas si dejan escapar un gran título.

Vía y Foto | Australian Open


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.