12 noviembre 2014 Fútbol

Primera A Nacional

Una de las recomendaciones que hace la FIFA cada año a las federaciones de fútbol es que reduzcan el número de equipos de las ligas, lo que supone menos partidos en el calendario y una menor carga para los futbolistas. Y sin embargo, hay países como Argentina que deciden ir contracorriente, y en lugar de quitar equipos hace todo lo contrario, meter más equipos en Primera Division.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) ha aprobado definitivamente aumentar la liga de Primera División a 30 equipos, es decir, 10 más de los que hay actualmente. Se trata de una medida de la que se viene hablando y debatiendo algunos meses, y aunque tiene bastantes detractores, lo cierto es que entre los equipos ha habido unanimidad al respecto, pues muy pocos se han negado a esta reestructuración que afectará a todas las categorías.

Lo que más llama la atención sobre la decisión es que todavía no se tiene claro cómo se jugará el campeonato. Es decir, se ha decidido que la liga tenga 30 equipos y por tanto haya 10 ascensos de equipos de la categoría B, pero todavía no se ha decidido el formato del mismo, si será una liga de todos contra todos, aunque a una sola vuelta, o será una liga con dos grupos. Esas son las dos grandes propuestas sobre la mesa que se debatirán en los próximos días.

En ambos casos, cambia el número de partidos que se juega habitualmente y la importancia de los mismos, pues se prevé que haya más derbis o clásicos, por lo que los clubes tendrán que renegociar sus contratos televisivos particulares o de patrocinio. Y todas estas molestias podrían ser sólo para 2015, porque a partir de 2016 la liga volvería paulatinamente a su status normal, o al menos eso es lo que se rumorea si el aumento de equipos no conlleva el aumento de ingresos, por parte del gobierno, casas de apuestas, etc … Todo parece que éste no es sino el verdadero motivo que esconde esta propuesta.

Entonces, visto así, este gran cambio en el fútbol argentino que el fallecido Grondona auspició sólo presenta inconvenientes, motivo por el que el cual los hinchas argentinos no lo están aceptando de buen grado. El único pro, en principio, es que con el aumento de equipos los clubes de interior, tradicionalmente relegados a categorías inferiores, tendrán la oportunidad de estar en lo más alto, eso sí, sólo mientras dure este circo.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *