8 junio 2015 Fútbol

Aleix Vidal podría debutar con la selección española de fútbol

La temporada futbolera acaba de terminar y los equipos no se han dado un día de respiro. Sirva de ejemplo el Fútbol Club Barcelona, que mientras los jugadores y la afición celebraban el Camp Nou el título de la Liga de Campeones conquistado en Berlín, a través de los canales de prensa del club se anunciaba el fichaje de un futbolsita: Aleix Vidal.

El club azulgrana anunciaba que había llegado a un acuerdo con el Sevilla Fútbol Club para la contratación de este futbolista que en el próximo mes de agosto cumplirá los 26 años. Aunque no se habla de cifras oficiales, todos los medios apuntan que el traspaso se cerraría por unos 18 millones de euros, una cantidad muy superior a lo que el conjunto andaluz pagó por él.

Monchi, con su habitual ojo clínico, sacó a Aleix Vidal de la Unión Deportiva Almería por un precio que rondaba los 3’5 millones de euros. Y eso fue el verano pasado, así que el futbolista nacido en Valls ha quintuplicado su valor de mercado en tan sólo una temporada. Una temporada en la que ha ganado su primer título, una Europa League, y en la que le ha llegado la llamada de la selección.

Después de pasar por la cantera del Barça (un año en infantiles), de la del Espanyol, de la del Nástic y de la del Mallorca, Aleix encontró su sitio en Almería. Con los rojiblancos fue un jugador importante y por eso el Sevilla lo incorporó a filas. Venía para jugar de extremo como lo había hecho toda su carrera, y ha acabado convirtiéndose en un prometedor lateral derecho.

Unai Emery, quien ya convirtiera a lateral a otro que acabó de azulgrana, Jordi Alba, probó a Aleix Vidal en esa posición y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Ha demostrado ser un lateral de largo recorrido durante los 90 minutos de juego, con gran proyección ofensiva pero sin mostrar demasiadas lagunas en defensa. Será el nuevo Dani Alves del Barcelona, o al menos ese será su reto.

El problema para el Barça y para Aleix Vidal es la sanción que pesa sobre el equipo catalán. Así pues, técnicamente, el jugador no podrá ser inscrito en ninguna competición hasta enero de 2016, por lo que tendría que pasarse alrededor de cuatro meses sin jugar. Así pues, veremos qué hace el Barcelona para evitar esa situación, si es que van a intentar evitarla.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *