5 abril 2016 Fútbol

Conte cambiará la selección italiana por el Chelsea

Tras despedir a Jose Mourinho, el Chelsea recurrió de nuevo a Guus Hiddink. Al igual que en 2009, cuando llegó para sustituir a Luiz Felipe Scolari, el técnico holandés sabe que su paso por el equipo londinense es temporal hiciese lo que hiciese, y que su amigo Roman Abramovich, amigo desde que dirigía a la selección rusa, iba a contratar alguien para dirigir al equipo la próxima temporada.

Los rumores sobre quién ocuparía el banquillo del Chelsea a partir de este verano se acabaron más o menos a mediados de marzo, cuando Antonio Conte confirmó que dejaría la selección italiana al término de la Eurocopa de 2016. Conte era el mejor posicionado para llegar al banquillo blue, por lo que su renuncia a seguir en la azzurri era más o menos una confirmación de su fichaje, que ya es oficial.

El Chelsea ficha a un técnico que se ha forjado desde abajo. Tras una exitosa carrera como jugador en la Juventus de Turín, capitaneando y liderando la escuadra bianconeri, Conte comenzó a labrar su carrera como entrenador en banquillos de la Serie B. De esa época guarda buenos recuerdos, los ascensos con el Bari y el Siena, pero también malos, pues sobre él pesan de esa época acusaciones de amaños.

Su buen hacer le llevó de nuevo a su Juve, que necesitaba de su liderazgo para revedercer viejos laureles. Con su equipo de siempre, el técnico de Lecce forjó definitivamente su identidad, pasando de usar sistemas muy ofensivos en la Serie B a jugar con un 3-5-2 o un 5-3-2, según como se vaya desenvolviendo el partido. Un sistema que mantuvo en la Juve y que igualmente ha trasladado a la selección italiana.

Los éxitos fueron inmediatos, con la conquista de tres ligas de forma consecutiva, la primera de ellas además con el equipo invicto. Su mano todavía se nota tras su salida porque Allegri decidió no cambiar excesivamente lo que funcionaba, y así la Juve conquistó otra liga, llegó a la final de la Champions eliminando al Real Madrid y esta temporada tiene otro Scudetto prácticamente en el bolsillo.

Eficacia defensiva, mucho despliegue físico y juego directo y vertical eran las premisas de la Juve de Conte, pero si algo representa al técnico italiano es su carácter, su raza. Ya como jugador, pese a no ser el de más calidad del equipo, demostró ser un auténtico líder y un hombre al que seguir en todo momento, así que como entrenador este aspecto a veces tan necesario le sale de forma natural.

El Chelsea ficha de nuevo a un entrenador con mucho carácter, tanto que alguien de la talla de Pirlo llegó a reconocer que cuando Conte se enfada llega a dar hasta miedo. Un tipo también alérgico a los errores, como también reconoció el gran jugador italiano, amante de los vídeos para analizar a los rivales y obseso de sus ideas. Una especie de nuevo Mou que veremos como encaja en la Premier y en un vestuario que se reveló contra la mano dura.

Vía | Chelsea FC

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *