Otros

Ramón Fuentes: “La Liga española es la mejor del mundo”
Otros

Ramón Fuentes: “La Liga española es la mejor del mundo”

Escrito por: Carlos Garrido
7 mayo 2017
Sin comentarios
2 minutos

El deporte es uno de los aspectos que cobra mayor relevancia dentro de nuestra sociedad actual. Es por ello, que su presencia en los distintos medios de comunicación es más que notoria. En AltasPulsaciones hemos tenido el honor de hablar con una de las figuras más representativas del periodismo deportivo español: Ramón Fuentes.

A continuación, les ofrecemos la entrevista al completo.

P.1. A día de hoy, ¿cómo valoras el periodismo deportivo en España?

Pues creo que tenemos un periodismo muy variado, con un abanico de posibilidades para el consumidor enorme. Ya sea en televisión, radio y prensa escrita, incluido las páginas webs.

P.2. ¿Cómo fueron tus inicios en el periodismo deportivo?

Pues como todo chaval que quiere ser periodista. Empecé en una radio local, un experiencia maravillosa en Telemadrid siendo universitario y de ahí Marca, Onda Cero antes de mi salto definitivo a Telecinco.

P.3. ¿Cuáles son, para ti, las cualidades que debe tener un buen periodista deportivo?

Bueno no creo que tenga que tener unas cualidades. Creo que todo se consigue con trabajo y dedicación. Y luego estar siempre dispuesto a hacer cualquier cosa. Todos estamos capacitados para hacer de todo.

P.4. Si no hubieras sido periodista, ¿a qué otra profesión te hubiera gustado dedicarte?

No me imagino no ejerciendo esta profesión la verdad.

P.5. ¿Quién crees tú que es el mejor deportista español de todos los tiempos?

Creo que contamos con una nómina de periodista deportivos extraordinarios. No creo que debamos personalizar en una persona. Lo mejor es tratar de aprender de los mejores.

P.6. De sobra es conocida tu afición por el fútbol sala, ¿cómo valoras el crecimiento que aparenta este deporte en los últimos años en nuestro país?

No tengo duda que contamos con la mejor liga del mundo. Tenemos al mejor club de Europa como Inter Movistar y equipos como el Pozo Murcia, Barcelona que tienen serias opciones al título. Debemos disfrutar de nuestra liga y potenciarla más.

P.7. De las principales ligas europeas, ¿cuál es tu preferida?

La española no hay duda. Es la mejor del mundo. No hay debate.

P.8. ¿Messi o Cristiano?, cuál es tu opinión sobre este eterno debate.

No entro en este debate.

Foto|YouTube

Calentamiento: definición, beneficios y tipos
Otros

Calentamiento: definición, beneficios y tipos

Escrito por: Carlos Garrido
30 abril 2017
Sin comentarios
2 minutos

A la hora de realizar ejercicio físico, una de los aspectos que cobra una especial relevancia es el calentamiento. Este calentamiento suele ser obviado por la mayoría de personas, las cuales achacan una cantidad ingente de excusas: falta de tiempo, desconocimiento a cerca del mismo, etc.

Por este motivo, en este artículo vamos a tratar de acercarles un poco qué es un calentamiento, cuáles son sus beneficios, distintos tipos…

El calentamiento podría definirse como el conjunto de ejercicios suaves y progresivos que tienen como finalidad preparar al organismo para la actividad física posterior (de mayor intensidad) y disminuir el riesgo de padecer una lesión.

Entre sus muchos beneficios, destacamos:

- Incremento progresivo de la temperatura corporal.
- Incremento del volumen de oxígeno en sangre.
- Aumenta el rendimiento muscular.
- Evita lesiones.

En cuanto a los tipos de calentamiento se refiere, existen dos a destacar: el calentamiento general y el calentamiento específico.

El calentamiento general se utiliza para poner en funcionamiento la mayor parte de músculos posibles. Es por ello que en él se realizan ejercicios en los que participa la totalidad del cuerpo, prácticamente. Su función no es otra que la de aumentar la temperatura corporal y el riego sanguíneo.

Y, por otra parte, se encuentra el calentamiento específico. Este calentamiento específico engloba una serie de ejercicios destinados a trabajar los músculos que mayor participación tendrán en la actividad física que se va a llevar a cabo inmediatamente después. Dichos ejercicios son de una intensidad mayor que aquellos que forman parte de un calentamiento general.

Como norma general, lo ideal sería confeccionar un calentamiento que involucrara tanto un calentamiento general como un calentamiento específico, lo que nos ayudará a obtener el mayor rendimiento en la actividad que vayamos a practicar, minimizando riesgos.

A todos los ejercicios que hagamos dentro de un calentamiento, es aconsejable el acompañarles con distintos estiramientos para hacer que los músculos y tendones alcancen su mayor grado de amplitud y de rango de movimiento.

Una de las preguntas más frecuentes que surge cuando diseñamos una rutina de calentamiento es cuál debe ser la duración del mismo. Esto es relativo, puesto que dependiendo de la actividad, el calentamiento tendrá una duración u otra. Sin embargo, y en términos generales, una rutina de calentamiento cercana a los 10-15 minutos sería la ideal.

Foto|CuidatePlus

Consejos para el entrenamiento de fuerza
Otros

Consejos para el entrenamiento de fuerza

Escrito por: Carlos Garrido
29 abril 2017
Sin comentarios
2 minutos

En la actualidad, son más las personas que deciden dar un cambio radical a su estilo de vida y su forma corporal. Muchas de estas personas, entre muchas otras cosas, desean aumentar su musculatura, y para ello recurren al entrenamiento de fuerza.

Quizás, en un principio el entrenamiento de la fuerza pueda parecer sencillo. No obstante, existen una serie de claves o consejos que nos facilitarán, y mucho, nuestra andadura en esto del entrenamiento de la fuerza. A continuación, les explicamos cuáles son:

1. Utilizar una técnica correcta

Como todo en esta vida, y en el caso del entrenamiento de la fuerza no iba ser menos, el realizar las cosas de una forma y modo correctos, es imprescindible para que algo salga bien.

En la actualidad existen numerosas maneras con las que entrenar la fuerza, ya sea con nuestro propio peso corporal o utilizando máquinas o pesas de mano. Sin embargo, escojamos la opción que escojamos, debemos estar seguros de que conocemos a la perfección la técnica de los ejercicios que vamos a desarrollar. Si esto es así, nuestra evolución será constante y los objetivos se alcanzarán. Si por el contrario esto no sucede, es muy probable que no avancemos en nuestro entrenamiento y, lo que es peor, que lleguemos incluso a sufrir una severa lesión.

2. Dar importancia al calentamiento

Siempre que realicemos cualquier tipo de ejercicio físico, cobra especial relevancia el realizar un calentamiento previo. Con ello, se pretende preparar al cuerpo para los esfuerzos a los que se someterá posteriormente. Además con el simple hecho de calentar, también prevenimos en gran medida el riesgo de sufrir una grave lesión.
Habrá entrenamientos de fuerza que requieran un calentamiento u otro, al igual que dependiendo del sujeto, dicho calentamiento también varía.

3. Descansar y una buena alimentación

Otra de las consignas a la hora de entrenar la fuerza es recuperar bien tras el entrenamiento. Los músculos necesitan regenerarse y reparar los daños que hayan podido sufrir tras el entrenamiento. Para conseguirlo, el descanso y una correcta alimentación son nuestros mejores aliados.

Si tienen en cuenta estos principios, no cabe duda de que sus rutinas y entrenamientos serán mucho más efectivos.

Foto|Nutridieta

Ejercicios para hacer abdominales sin necesidad de objetos
Otros

Ejercicios para hacer abdominales sin necesidad de objetos

Escrito por: Carlos Garrido
13 abril 2017
Sin comentarios
2 minutos

Cuando nos proponemos cambiar nuestro estilo de vida y mejorar nuestro aspecto físico, normalmente nos fijamos como objetivo el obtener un cuerpo atlético. Para ello, uno de los aspectos a desarrollar, y que más obsesión genera, son los abdominales. Y es que lograr el tan ansiado ‘six-pack’ puede convertirse en una tarea ciertamente difícil.

En este artículo vamos a explicaros cuáles son los mejores ejercicios, sin necesidad de máquinas y de ir al gimnasio, para poder lucir los abdominales deseados.

1. Elevación de piernas

La función primordial de los abdominales es la de servir como sostén al cuerpo para mantenerlo recto y erguido. Para ello, es necesario que estos trabajen de forma conjunta con los músculos flexores de la cadera. Esta asociación es clave para poder realizar actividades como correr, saltar o, simplemente, andar.

Por todo esto, uno de los mejores ejercicios para trabajar de forma eficaz nuestra zona abdominal es la elevación de piernas. Es muy sencillo: nos tumbamos en el suelo o sobre cualquier superficie recta y elevamos nuestras piernas, doblando las rodillas y dirigiéndolas hacia el pecho.

2. Plancha

La plancha es un ejercicio verdaderamente fácil de llevar a ejecución, pero muy duro de resistir si eres principiante.

Consiste en mantenernos rectos en el suelo apoyados sobre los brazos, elevando el suelo ligeramente. De este modo se ejercitan los abdominales de forma isométrica, y es una buena forma de tonificar esa área corporal.

3. Encogimientos

Si hay un ejercicio estrella para el desarrollo de unos abdominales fuertes, esos son los encogimientos. Al principio, puede sonaros raro, pero estos encogimientos no son más que contracciones abdominales, las cuales se realizan, por ejemplo, en el suelo y de un amplio abanico de formas.

Existen encogimientos de tronco en el suelo, encogimientos de tronco lateral, encogimientos alternos, encogimientos de oblicuos, etc.

Con este artículo esperamos haber sido de gran ayuda en vuestra incesante lucha para conseguir esos magníficos abdominales con los que todo el mundo sueña. Recordad que, si lo hacemos con seguridad y técnica adecuadas, no es necesario acudir a un gimnasio o adquirir distintos objetos para entrenar nuestro cuerpo y lograr todas nuestras metas.

Foto| Cambiatufísico

Consejos para minimizar la aparición de agujetas
Otros

Consejos para minimizar la aparición de agujetas

Escrito por: Carlos Garrido
11 abril 2017
Sin comentarios
2 minutos

A la hora de realizar ejercicio, sobre todo si llevamos un tiempo de inactividad o somos principiantes, puede que surjan pequeñas lesiones o dolores muy molestos. Uno de los ejemplos más claros de esto que os cuento son las fastidiosas agujetas.

Las agujetas no son el mejor compañero de viaje, y pueden hacer que nos arrepintamos, y mucho, de haber entrenado. No obstante, y es cierto que evitarlas al cien por cien es muy complicado, cabe las posibilidad de minimizar su intensidad en cierta medida. Para ello, podemos poner en práctica los siguientes consejos:

- Graduar la intensidad del ejercicio es clave para intentar prevenir efectos negativos en nuestro desarrollo muscular. Es muy importante que adecuemos la actividad, sea del tipo que sea, a nuestra capacidad y condición física. No hay que caer en excesos y sobreesfuerzos que pueden tener consecuencias catastróficas. Hablo, por ejemplo, de realizar un entrenamiento de fuerza utilizando cargas externas que las que no solemos trabajar habitualmente y que superan por mucho a los pesos correspondientes para nuestro nivel.

- Seguir un plan de entrenamiento rutinario también ha de convertirse en algo esencial para combatir las agujetas. No es aconsejable, para nada, obrar cambios bruscos en nuestro plan de entrenamiento, sobre todo si estos suponen una carga física más elevada. Recordad que las rutinas tienen que estar estructuradas de forma progresiva y no escalonada. Si no es así, y la evolución no será correcta y puede provocar que día a día, acabemos nuestro entrenamiento realmente exhaustos y premiados con una más que posible dosis de agujetas venideras.

- La alimentación, como ocurre en todos los aspectos de nuestra vida y no solo en el ámbito del ejercicio físico y del deporte, es primordial. Si consumimos alimentos ricos en proteínas, omega 3 y magnesio, todos ellos agentes que propician la recuperación y regeneración muscular, conseguiremos que nuestros músculos no sufran en demasía y estén listos cuanto antes para seguir entrenando cuanto antes.

No dudes, si pones en marcha todos estos consejos a la hora de realizar ejercicio físico o cualquier actividad deportiva, puede que no tengamos que hacer frente a unas agujetas agresivas.

Foto| Online Personal Traiener

Mitos del entrenamiento con pesas
Otros

Mitos del entrenamiento con pesas

Escrito por: Carlos Garrido
5 abril 2017
Sin comentarios
2 minutos

Existen diferentes modos y maneras de realizar un entrenamiento para mejorar nuestra forma física. Uno de ellos es el uso de cargas externas, es decir, pesas. Sin embargo, alrededor del uso de las pesas se ha tejido una red de mitos que hacen que muchas personas no acaben de decirse, o incluso rechacen de forma tajante este sistema de entrenamiento.

A continuación, vamos a poner ejemplos de dichos mitos y la explicación de porqué carecen de sentido:

1. El entrenamiento con pesas reduce la flexibilidad

Esto es totalmente falso. El entrenamiento con pesas puede servirnos de gran ayuda para mejorar nuestra flexibilidad, eso sí, siempre que en la ejecución de cada ejercicio el músculo complete rangos de movimientos en su totalidad.

2. El entrenamiento de fuerza daña las articulaciones

El trabajar la fuerza con cargas externas puede traducirse en una mejora de la resistencia de los ligamentos que unen nuestras articulaciones, lo que propicia que se reduzca considerablemente el riesgo de lesión.

3. Con las pesas no sudas, por tanto, no quemas grasa

Muchas personas afirman que el sudar durante una actividad física es sinónimo de la quema de grasa. Esto es rotundamente falso, puesto que el sudor no es más que un mecanismo que utiliza nuestro cuerpo para regular la temperatura del mismo. No hay relación ninguna entre sudar y el gasto calórico.

Al entrenar la fuerza, contribuimos a aumentar nuestra masa muscular, lo que provoca que sí se vea incrementado ese gasto calórico al que hacíamos referencia anteriormente.

4. Si dejo de entrenar con pesas, engordaré

Al entrenar con pesas, nuestros músculos se desarrollan y necesitan un mayor aporte calórico, por lo que comemos más. No obstante, si cesamos en nuestro entrenamiento, puede que tengamos los mismos hábitos alimenticios pero nuestro gasto calórico es menor. Esta es la causa principal del aumento de peso.

El tejido muscular jamás se convierte en tejido adiposo, ni siquiera suspendiendo el entrenamiento de forma totalmente drástica. Esto es algo que también circula por ahí, hasta el punto de mitificarse.

En definitiva, el entrenamiento con pesas, siempre y cuando se haga de un modo totalmente correcto, puede ser altamente beneficioso, y no provoca muchos de los efectos anteriormente citados.

Foto| FullMúsculo

Consejos para corredores principiantes
Otros

Consejos para corredores principiantes

Escrito por: Carlos Garrido
1 abril 2017
Sin comentarios
2 minutos

A todos nos ha llegado ese momento en el que nos levantamos y decidimos que vamos a cambiar nuestro estilo de vida de una vez por todas. Atrás queda la vida sedentaria, y el ejercicio y la actividad física comienzan a abrirse un hueco importante en nuestro día a día. Y en mayoría de las ocasiones, nos pica el gusanillo del corredor, por lo que decidimos adentrarnos en esa aventura que moviliza a miles de personas llamada ‘running’.

Pero, claro, si eres nuevo en esto de correr deberás tener en cuenta ciertos aspectos que te harán mucho más fácil tu andadura en esta nueva experiencia. A continuación, os dejamos una serie de consejos para el corredor principiante:

1. Márcate objetivos, eso sí, que sean realistas

Fijarse metas y objetivos en la vida es clave, y a la hora de correr o realizar cualquier otra actividad física o deportiva ocurre lo mismo. Esto nos ayudará a coger fuerza y motivación, factores que irán creciendo a medida que se cumplen esas premisas preestablecidas.

Sin embargo, si no establecemos unos objetivos reales y que podamos cumplir más o menos a corto plazo, será un desastre total. No podemos pretender correr un maratón si llevamos entrenando una semana. Hay que ser consecuentes y conscientes de nuestras capacidades, y fijarnos metas coherentes.

2. Hazte con un buen equipamiento

Sí, correr no es una actividad costosa si la comparas con otras. Aunque, bien es cierto que si no inviertes un poco en ella, puede tener consecuencias muy caras.
Debemos de elegir unas zapatillas que mejor se adapten a nuestro pie y nuestro estilo de pisada, y no las primeras que encontremos. Lo siguiente a tener en cuenta es la ropa. Hay que escoger tejidos que permitan a nuestra piel transpirar correctamente y que no provoquen molestas rozaduras.

3. No solo hay que correr

Muchos caen en la trampa de correr y punto. Esto es un error muy normal y común que no hemos de cometer. Para correr, necesitamos nuestra máquina (nuestro cuerpo) en perfectas condiciones. Es por ello que también tenemos que tener en cuenta otro tipo de entrenamientos de fortalecimiento muscular que nos serán muy beneficiosos.
Además, aprender a realizar calentamientos y estiramientos adecuados puede sernos la llave para evitar futuras lesiones.

Foto| Sportlife

La resistencia y sus tipos
Otros

La resistencia y sus tipos

Escrito por: Carlos Garrido
30 marzo 2017
Sin comentarios
2 minutos

A todos a los que nos apasiona el deporte y el ejercicio físico hemos oído hablar alguna vez de la resistencia como una de las cuatro cualidades físicas básicas. Puede que muchos la conozcáis a la perfección o, por el contrario, solo tengáis una idea difusa de lo que estamos mencionando. Es por ello que, a continuación, les voy a explicar, a grosso modo, en qué consiste esto de la resistencia física, sus distintos tipos, etc.

La resistencia puede definirse como la capacidad psicofísica que nos permite realizar una actividad o esfuerzo de forma eficaz durante el mayor tiempo posible. En otros términos, también podemos detallarla como la capacidad para soportar esfuerzos de larga duración, resistir a la fatiga y recuperarse rápidamente.

Uno de los factores que intervienen en la resistencia es el consumo de oxígeno, el cual dictaminará el tipo de resistencia presente a la hora de realizar dicha actividad o esfuerzo. Aquí es donde entran en juego la resistencia aeróbica y la resistencia anaeróbica.

Resistencia aeróbica

La resistencia aeróbica no es más que la capacidad para realizar un esfuerzo de larga duración y de baja intensidad durante un largo periodo de tiempo, manteniendo en equilibrio el aporte y el consumo de oxígeno.

Resistencia anaeróbica

La resistencia anaeróbica es la capacidad de realizar esfuerzos o actividades de corta duración pero de un alto grado de intensidad, existiendo un desequilibrio entre el aporte y el consumo de oxígeno.

Dentro de la resistencia anaeróbica podemos encontrar, por un lado, la resistencia anaeróbica aláctica y, por el otro, la resistencia anaeróbica láctica.

La resistencia anaeróbica aláctica es la capacidad de mantener un esfuerzo de intensidad máxima durante el mayor tiempo posible, utilizando las moléculas de ATP en ausencia de oxígeno y sin producción de ácido láctico al final del proceso.

Y la resistencia anaeróbica láctica es parecida a la resistencia anaeróbica aláctica, pero en este caso sí se produce ácido láctico como residuo tras haber consumido moléculas de ATP en ausencia de oxígeno.

Como se puede apreciar, el volumen de oxígeno en sangre y las fuentes de energía a partir de la cuales obtendremos las moléculas de ATP son fundamentales a la hora de realizar trabajos de resistencia física.

Foto| The Next Race

Las lesiones más frecuentes entre los corredores
Otros

Las lesiones más frecuentes entre los corredores

Escrito por: Carlos Garrido
27 marzo 2017
Sin comentarios
2 minutos

En la actualidad, la preocupación por cambiar nuestros hábitos diarios y comenzar a llevar un estilo de vida sana ha crecido. Es por eso que cada vez más la población se anima con la práctica del ejercicio físico, y una de las actividades con más popularidad es salir a correr, o lo que muchos llaman ‘running’.

Pero, aunque parezca relativamente sencillo, calzarse unas zapatillas y comenzar a correr puede ser ciertamente peligroso si no se toman precauciones (como un buen calentamiento, por ejemplo), puesto que aumenta el riesgo de padecer una lesión. A continuación, les voy a explicar cuáles son las dolencias más comunes entre los corredores:

Periostitis tibial

Su principal causa es el impacto que provoca el correr y trotar sobre las piernas, debido en parte a una mala postura o una técnica de carrera inadecuada. Se manifiesta en forma de intenso dolor sobre las espinillas y la cara interna de la tibia.

Rodilla del corredor

Se debe, entre muchas otras cosas, a un sobreesfuerzo, a una rodilla desalineada e incluso al padecimiento del síndrome de pies planos. Es una de las lesiones más comunes, en las que la presencia de un fuerte dolor en el centro de la rodilla o en la zona externa de la misma, es su seña de identidad. Dicho dolor también puede extenderse hacia el muslo o la espinilla.

Fascitis plantar

Este tipo de lesión se caracteriza por una fuerte inflamación de la plante del pie, en su zona próxima al talón. Es muy molesta y puede venir propiciada por el uso de unas zapatillas inadecuadas para nuestra forma de correr.

Esguince de tobillo

El esguince de tobillo es una de las lesiones que mayor presencia tiene ya no solo en corredores, sino en cualquier persona que practique otro tipo de deporte.

Es muy fácil de identificar, puesto que tras producirse surge un fuerte dolor en el área afectada, la cual se hincha rápidamente y puede dar lugar a un hematoma. Practicar ejercicio en superficies irregulares o terrenos resbaladizos puede desembocar en este tipo de lesión.

Como hemos dicho al principio, estas son solo las más usuales. A ellas podemos sumarles otras como la Tendiditis rotuliana, roturas fibrilares, etc.

Foto| Runners

Arranca la temporada de Fórmula E 2015-2016: repasamos calendario, equipos y pilotos
Otros

Arranca la temporada de Fórmula E 2015-2016: repasamos calendario, equipos y pilotos

Escrito por: Fernando
20 octubre 2015
Sin comentarios
3 minutos

Esta semana se nos acumula el trabajo a los aficionados al mundo del motor porque tenemos F1 en Austin, motos en Sepang, el Rally de España-Catalunya y también el comienzo del Campeonato del Mundo de Fórmula E. Este certamen de monoplazas eléctricos levanta el telón de su segunda temporada buscando hacerse un hueco entre los aficionados aunque en España lo van a tener un poco más difícil porque nos hemos quedado sin ningún piloto español y tampoco habrá ninguna cita en nuestro país.

Para su segunda temporada la organización ha preparado un calendario formado por 11 ePrix. El primero se disputa el sábado 24 de octubre en Pekín y el último el 3 de julio en Londres que tendrá una doble cita al igual que el año pasado. Para los que no siguieron el campeonato el año pasado hay que recordar que todo el ePrix se disputa en un solo día (entrenamientos libres, clasificación y carrera) y que los circuitos son urbanos en grandes ciudades como Buenos Aires, París, Berlín, Moscú o las mencionadas Pekín y Londres.

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.