7 octubre 2017 Fútbol

España celebra en el vestuario su clasificación a Rusia 2018

La selección española de fútbol certificó en Alicante su clasificación al Mundial de Rusia 2018, todavía con una jornada por jugarse. Con su victoria ante la selección de Albania, España se aseguró al billete al Campeonato del Mundo y no falla con una cita que no se pierde desde las ediciones de 1970 y 1974, últimas ausencias.

España superó en el Rico Pérez a la selección que ahora dirige Christian Panucci por 3-0. Abrió el marcador Rodrigo, el delantero del Valencia, haciendo su primer gol con la selección en su segundo partido (debutó en 2014 de la mano de Del Bosque). El asistente, Isco, fue goleador en el 2-0 y Thiago hizo el tercero y último gol de la noche, aunque al encuentro todavía le restaba una hora por delante.

Como España se queda con la primera plaza, a Italia no le quedará más remedio que jugar la repesca si no quiere perderse el Mundial, un torneo al que no falta desde el año 1958. Las dudas que hay sobre la azzurra se acrecentaron tras esta jornada, en la que no sólo dijo adiós al primer puesto sino que además no fue capaz de vencer a Macedonia.

Alemania e Inglaterra también aseguraron billete

Alemania clasificada para el Mundial de Rusia 2018

Además de España, la selección de Alemania aseguró su billete en esta novena jornada de la fase de clasificación a Rusia 2018. Los de Low lo hicieron ganando a Irlanda del Norte y, además, con bastante claridad, 1-3, con Rudy (en el primer minuto), Wagner y Kimmich haciendo los goles germanos y Magennis haciendo el de la honra para los locales, ya en el tiempo de descuento.

De este modo, Alemania asegura su presencia en un torneo que sólo se ha perdido en dos ocasiones y por cuestiones no deportivas. La primera, en la primera edición, la de 1930, ya que la selección germana no aceptó la invitación a disputar el torneo por los costes que suponía el viaje a Uruguay, y la de 1950, cuando el equipo germano fue castigado por la FIFA tras la Segunda Guerra Mundial.

Inglaterra también certificó su pase tras quedarse con la primera posición del Grupo F. A los pross les valía el empate en su partido ante Eslovenia y el 0-0 brilló en el electrónico de Wembley durante todo el encuentro, hasta que Harry Kane acertó con uno de sus remates a gol ya en el minuto 94. El ‘9’ del Tottenham y de la selección sigue en plena racha, con 14 goles en 10 partidos.

Así las cosas, Inglaterra jugará el Mundial de fútbol por decimosexta vez en la historia. Atrás quedaron la dura década de los setenta, en la que la selección británica se perdió los Mundiales de Alemania y Argentina, y el fracaso de quedarse fuera de Estados Unidos 1994. Con mejor o peor suerte, Inglaterra no se pierde un torneo Mundial desde entonces.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *