23 julio 2008 Juegos Olímpicos, Opinión

LeonelMessi

El culebrón a cuatro bandas que enfrenta al Barça, Messi, la FIFA y la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) sobre si el jugador acude o no a la cita olímpica de Pekín continúa y cada vez parece más enquistado. Por un lado está la FIFA, que ha indicado que todos los clubs están obligados a ceder para los Juegos a todos los futbolistas menores de 23 años. Por otra lado está el Barça que, lógicamente, no quiere perder a uno de sus hombres importantes de cara a la fase previa de la Liga de Campeones y que parece estar dispuesto a forzar la situación para que se quede.

Por otro lado está la AFA que por supuesto quiere que un jugador como Messi esté en su equipo y, por otro, el jugador, que por las declaraciones que ya hizo al final de la pasada campaña parece más interesado en ir a los Juegos que en un presumiblemente fácil partido de previa de Champions. De momento el jugador está haciendo la pretemporada con sus compañeros en Escocia, pero ya se vacunó la pasada semana con vistas a viajar hacia Pekín.


El lío entre las selecciones y los clubs se repite una y otra vez. Los clubs, que al final son los que pagan a los jugadores, se quedan sin ellos en muchas fases del año en las que los necesitan. La sobrecarga de partido amistosos con el único objetivo de obtener dinero unido a las competiciones oficiales provoca la ausencia de los jugadores durante muchos días al año. Las soluciones se presumen dificiles: quizás un calendario único y una reducción tanto en el número de amistosos como en la duración de las fases de clasificación podría ayudar.

¿Qué pasará con Messi? Apostaría que irá a los Juegos, quizá el mismo debería pronunciarse y decirlo, pero claro, a su club no le sentaría bien si lo dice abiertamente. Esperaremos noticias en los próximos días.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *