9 enero 2010 Fútbol

La selección de Togo se plantea abandonar la Copa África tras sufrir un ataque militar

Deporte, África y violencia son términos que lamentablemente vuelven a estar relacionados. La selección de fútbol de Togo sufrió un ataque terrorista cuando se desplazaba a Cabinda, Angola, una de las cuatro sedes de la Copa África en donde el equipo togolés debutaba el lunes. Jugadores, técnicos y personal fueron tiroteados “como perros” durante 20 minutos según afirman testigos y víctimas, tiroteo que ha reivindicado el Frente de Liberación del Estado de Cabinda.

Las consecuencias han sido trágicas y de momento tenemos que lamentar tres muertes anunciadas oficialmente: el conductor del autobús, el jefe de prensa y un ayudante del entrenador. Además, hay varios jugadores y miembros del personal heridos, el más grave el guardameta Kodjovi Obilale, al que algunas fuentes daban esta tarde por fallecido, y que ha tenido que ser trasladado a un hospital de Johannesburgo para que reciba un tratamiento acorde a sus heridas. Los que mejor escaparon sólo tuvieron que ser atendidos por crisis nerviosas y de ansiedad.


Aún no hay confirmación oficial, pero la selección de Togo va a renunciar a jugar la Copa África. Cosa lógica, teniendo en cuenta como deben estar los jugadores anímicamente, amén de que la seguridad no está garantizada, porque eso es otra cuestión. En Cabinda se juegan varios partidos de la primera fase y uno de cuartos de final y, visto lo visto, ya son varias las selecciones que se están planteando su participación en este torneo continental, como Ghana, Costa de Marfil, Burkina Faso o Mali.

Y yo me pregunto, ¿a quién es el hacha que se la ha ocurrido organizar partidos de este calibre, ya no sólo en un país hostil, sino precisamente en una región que lleva 60 años sufriendo un sangriento conflicto sececionista?. Pues a los mismos hachas que ahora mismo garantizan la seguridad del resto del equipos. La organización del torneo ha anunciado que la Copa África va a seguir adelante con Togo o sin ella, ya que consideran que el ataque sufrido por la selección centroafricana ha sido sólo un hecho aislado, es más, algunos culpan a la propia federación de Togo por elegir el bus como medio de transporte. La FIFA parece que no va a tomar cartas en el asunto.

Los equipos europeos, ya bastante fastidiados por lo inoportuno de esta competición en pleno mes de enero, no han tardado en alzar la voz. La seguridad de los futbolistas es lo principal y son varios equipos los que están exigiendo a las diferentes federaciones africanas el regreso de sus jugadores, y muchos jugadores anunciando de forma privada o extraoficial su miedo y su deseo de volverse a Europa.

Y todo esto a meses de un Mundial. Miedo me da.

Vía | EFE

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 enero 2010
  2. Copa África: espectacular jornada inagural 12 enero 2010
  3. Los dos Escobar: historia de un matrimonio fatídico entre el fútbol y el narcotráfico 13 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *