18 julio 2014 Fútbol

El Eibar consiguió hacer la ampliación de capital que le exigía el CSD

El Eibar podrá finalmente jugar en Primera División por primera vez en su historia. Tras ganarse el ascenso deportivamente, sobre el campo, como debe ser, el equipo armero corría el riesgo de no poder debutar en la máxima categoría de nuestro fútbol por tener que cumplir una ley hecha para evitar el fraude en el deporte, y que curiosamente iba a condenar a uno de los pocos equipos limpios de nuestro país.

Según la ley de sociedades anónimas deportivas, el Eibar no llegaba al mínimo de capital social. Con apenas 400 mil euros, el Eibar tenía que aumentar su capital hasta llegar a una cifra superior a los 2 millones, que se corresponde con el 25% del gasto medio que realizaron los clubes de Segunda División en la temporada anterior. De no hacerlo, se le castigaría con un descenso administrativo.

El Eibar reclamó que esta ley, hecha precisamente para controlar el gasto de los clubes, no cumplía su función con ellos, un club modélico y libre de deudas que tenía que ponerse ahora al nivel de clubes en números rojos y con prespuestos inflados. Pero los recursos no prosperaron y al Eibar le esperaba uno de los mayores retos de su historia, con una fecha marcada en rojo, el 6 de agosto.

Ese era el día límite para que el Eibar hiciera efectiva su ampliación de capital. Para ello, el equipo realizó una campaña especial, vendiendo acciones a 60 euros (los socios sólo pagarían 50 euros y el club pondría el resto), con un límite máximo de 100 mil euros en acciones, para evitar que alguien se hiciera con un importante paquete. También se lanzó una campaña tipo crowfunding, para todo aquel que quisiese colaborar.

El resultado ha sido satisfactorio. A tres semanas de la fecha límite, el Eibar consiguió alcanzar la cifra mágica, 1.724.272’95 euros, que sumados al que era su capital social, 422.253 euros, dan la cifra marcada por el CSD: 2.146.525’95 euros. La campaña aún seguirá abierta unos días para intentar alcanzar la cifra de 1.980.000 euros, que fue la ampliación aprobada en la Junta General.

De este modo, el Eibar ya es de todas todas equipo de Primera División. El conjunto con el presupuesto más bajo de toda la Segunda División, 3’9 millones de euros, ha logrado otro milagro más superando este difícil reto y ahora podrá disfrutar de los grandes del fútbol español pasando por Ipurua. Y todo sin dejar de ser un club limpio, ejemplar, un modelo a seguir.

Vía | SD Eibar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 julio 2014
  2. Calendario de la Liga Española de Primera División para la temporada 2014-2015 24 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *