11 marzo 2008 Efemérides, Fútbol

El Inter tratará hoy de remontar el 2-0 encajado en Anfield en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Ya lo hicieron en el lejano 1965, hoy volverán a intentar realizar la machada.

En aquel lejano año el Inter tenía que remontar dos goles de desventaja que se traía de Anfield, donde había perdido por 3-1. Eran las semifinales de la Copa de Europa de 1965, en Anfield Hunt abrió el marcador para los reds a los 4 minutos, respondió enseguida Mazzola con el empate a los 10 minutos aprovechándose de un grave error de la zaga del Liverpool. Pero los locales impusieron el factor campo con dos goles más obra de Ian Callaghan a los 33 minutos, toda una muestra de como el gran Bill Shankly entrenaba la estrategia, e Ian St. John a los 74.

La vuelta se preveía dura en un San Siro abarrotado por 76.000 fervorosos hinchas que llevaron en volandas a los locales. El Inter salió como un cohete y a los 10 minutos ya le habían dado la vuelta a la eliminatoria, gracias a los goles de Mario Corso a los 8 minutos y del español Joaquín Peiró dos minutos depués, al robarle, literalmente, la cartera al portero inglés Lawrence, finalmente Facchetti cerró el marcador a los 62 minutos. Esos dos goles tan tempraneros dejaron muy tocados a los ingleses que lo intentaron por todos los medios pero no consiguieron hincarle el diente a la férrea defensa italiana.

El Inter se clasificó para la final junto al Benfica portugués, venciéndo los neriazurri en San Siro por 1-0, con gol de Jair da Costa. Fue la segunda y última Copa de Europa del mejor Inter de la historia. Estaba entrenado por el mítico Helenio Herrera, y entre todas sus figuras destacaban los españoles Joaquín Peiró y Luís Suárez. Por su parte el Liverpool tendría que esperar hasta 1976 para levantar su primera Copa de Europa, pero después lo hizo hasta en cinco ocasiones.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *