25 julio 2015 Fútbol

El Mundial de 2018 se jugará en Rusia

La FIFA ha efectuado este sábado 25 de julio el sorteo de las distintas fases de clasificación para el Mundial de Rusia 2018. En lo tocante a la zona UEFA y en especial a nuestra selección, España, ya conocemos los rivales ante los que se tendrá que medir el equipo nacional para no faltar a la siguiente cita mundialista. Y el camino no va a ser fácil.

El resultado del sorteo ha sido el siguiente:

  • Grupo A: Holanda, Francia, Suecia, Bulgaria, Bielorrusia y Luxemburgo
  • Grupo B: Portugal, Suiza, Hungría, Islas Feroe, Letonia y Andorra
  • Grupo C: Alemania, República Checa, Irlanda del Norte, Noruega, Azerbaiyán y San Marino
  • Grupo D: Gales, Austria, Serbia, Irlanda, Moldavia y Georgia
  • Grupo E: Rumanía, Dinamarca, Polonia, Montenegro, Armenia y Kazajstán
  • Grupo F: Inglaterra, Eslovaquia, Escocia, Eslovenia, Lituania y Malta
  • Grupo G: ESPAÑA, Italia, Albania, Israel, Macedonia y Liechtenstein
  • Grupo H: Bélgica, Bosnia – Herzegovina, Grecia, Estonia y Chipre
  • Grupo I: Croacia, Islandia, Ucrania, Turquía y Finlandia

Por motivos televisivos, España ya sabía que iba a caer en uno de los grupos de seis equipos. Además, era cabeza de serie, lo cual te aseguraba evitar rivales como Alemania, Holanda, Portugal o Inglaterra, pero no a rivales de entidad que habían ido al segundo bombo como Suiza, Francia o Italia. Y con esta última va a tener que jugar España.

La selección cayó en el Grupo G, el último de seis equipos, ya por descarte. Así pues, se jugará seguramente ante Italia ser primeros de grupo y obtener así una de las plazas directas para el Mundial. Si no se es primero, habría que jugar una eliminatoria de repesca que la jugarán los ocho mejores segundos, contando sólo los puntos sumados ante los cinco mejores equipos del grupo para que así los segundos en grupos de seis no tengan ventaja con respecto a los de los grupos de cinco.

En el hipotético caso de que España no pudiera ser mejor que Italia en esta fase de clasificación, seguramente jugaría esa repesca. Y es que muy pero que muy mal se tendrían que dar las cosas para que España no gane sus partidos ante Israel, Albania, Macedonia y Liechtenstein. Así las cosas, se podría decir que el sorteo no se ha portado del todo mal con estos rivales que son asequibles, aunque la primera plaza va a costar mucho ganársela ante Italia.

Los partidos de la fase de clasificación se jugarían entre el entre el 4 de septiembre de 2016 y el 10 de octubre de 2017. Las de repesca se jugarían los días 9 y 14 de noviembre, aunque esperemos que no sea necesario y la selección ya tenga uno de los primeros nueve billetes.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Dónde ver el fútbol en la temporada 2016-2017 20 julio 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *