28 noviembre 2010 Fútbol

Forlan y Aguero

Los tres partidos adelantados al sábado correspondientes a la Jornada 13 en Primera División nos dejaron tres victorias a domicilio. El Espanyol arrancó los tres puntos del Vicente Calderón donde ganó por 2-3 al Atlético de Madrid, el Getafe se impuso por 1-3 al Sevilla y el Villarreal hizo lo propio en Zaragoza donde consiguió la victoria por 0-3.

En el Vicente Calderón, Atlético y Espanyol nos dejaron un partido vibrante, loco por fases y en el que no faltó la polémica. El conjunto españolista llegaba a Madrid después de haber conseguido un sólo gol a domicilio pero marcó tres de una tacada. Luís García abrió el marcador antes del descanso tras convertir un penalti señalado a Reyes que tocó el balón con la mano para protegerse en el saque de un tiro franco.

Tiago consiguió el empate para el Atlético remachando una jugada en área pequeña en la que Kameni había hecho dos grandes paradas. El conjunto españolista se volvería adelantar tras la reanudación cuando el oportunismo de Verdú le sirvió para aprovechar un falló de De Gea. El Atlético no quería dejar escapar los tres puntos y una combinación de Forlán y el Kun Agüero dejaría al argentino sólo ante Kameni para que hiciera el segundo.

Cuando parecía que el partido podía quedar en empate llegó el mejor gol de la noche cuando Osvaldo enganchaba una espectacular volea tras un centro recibido por la derecha. El argentino puso el balón en la escuadra de De Gea que nada pudo hacer ante semejante cañonazo. De ahí al final aumentó la polémica y Quique Sánchez Flores acabó expulsado.

En Zaragoza, Aguirre se estrenaba como técnico maño pero no se cumplió aquello de a entrenador nuevo victoria segura. El Villarreal quería seguir en los puestos Champions y encarriló el partido muy pronto. A los 9 minutos, Senna conectó un espectacular cañonazo desde casi 30 metros que supuso el 0-1. Tan sólo unos minutos después, una vaselina de Cazorla significaba el segundo tanto y la sentencia del partido ya que ahora mismo el Zaragoza es un equipo inoperante arriba que apenas es capaz de crear peligro. Además, Contini fue expulsado y con uno menos el Zaragoza encajaría un nuevo gol conseguido por Nilmar.

En Sevilla, el Getafe dio un golpe de mano tras ganar po 1-3. Los de Michel estaban muy cuestionados en las últimas jornadas pero se llevaron la victoria de uno de los campos más difíciles de Primera que ayer estaba algo desangelado por la lluvia. Kanouté adelantó al Sevilla que tuvo opciones de ampliar el marcador.

Sin embargo, un penalti cometido por Konko y convertido por Manu del Moral metió al Getafe en el partido. Tan sólo dos minutos después, Miku marcó el segundo algo que espoleó al Sevilla que necesitaba buscar el empate. Negredo y Cáceres tuvieron buenas ocasiones pero no marcaron algo que si consiguió Pedro Ríos en el otro área para certificar el triunfo de un Michel que respira con más calma.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *