13 junio 2016 Fútbol

España celebró el gol ante los numerosos aficionados españoles en Toulouse

Buen debut de España en la Eurocopa 2016 ante la República Checa, con buen juego (como tiempo hacía que no le veíamos) pero con el pero de que costó mucho hacer el gol de la victoria, que no llegó hasta el minuto 86. Con esta victoria sobre los checos, la selección de Del Bosque iguala a Croacia, que ganó en su estreno a Turquía también por 1-0.

La República Checa renunció al balón desde el minuto uno

Desde el primer minuto, los papeles de cada selección estaban claros. La República Checa renunciaba al balón y su plan era el de defender y el de jugar lo más directo posible, buscando la envergadura de Necid. España, por su parte, buscaba los desmarques de Morata y principalmente el dúo que formaban en la izquierda Nolito y Alba, aunque el primer aviso llegó por la derecha.

Con un centro de Juanfran que remató Morata y se encontró Cech, España abrió la veda de ocasiones. Al ritmo que marcaba Iniesta, genio y director de orquesta, España circulaba bien el esférico y buscaba la portería rival por diferentes medios, ora por el centro, ora por las bandas. Faltó sólo un pelín de fortuna para que España se hubiera ido al descanso con ventaja en el marcador.

El paso por vestuarios no enfrió a España, que desde el primer minuto de la segunda parte volvió a embotellar a la República Checa. Los de Vrba sólo salieron en jugadas a balón parado, alguna de las cuales casi cuesta un disgusto sobre la portería que hoy defendía De Gea. Pasado el miedo y recuperado el balón, España volvía a la carga, y las ocasiones llovían.

Del Bosque apostaba por dar entrada a Aduriz, para ver si el vasco cazaba alguna de las que no cazó Morata, apostaba por Thiago, que a poco que hiciera daría más que un desdibujado Cesc, y también daba entrada a Pedro por un Nolito que estuvo muy precipitado en sus acciones. El seleccionador no cambiaba el dibujo ni el plan en base, porque en realidad todo funcionaba salvo por el gol.

Con una asistencia y un recital de pases y conducciones, Iniesta fue el Man of the Match

Gol que llegó como decimos en el minuto 86, en una jugada no tan elaborada pero efectiva. Pedro recupero un balón despejado por la defensa tras un córner, la envió a Iniesta que se desmarcaba por el flanco izquierda y el centro de éste fue un delicioso regalo que Piqué empujó a gol de cabeza. Hasta el sol salía en Toulouse para disfrutar de la asistencia del manchego, que al nivel de hoy recuerda a cuando fue el mejor centrocampista de toda Europa.

Con la victoria, España cumple en el debut y ante el que se presupone es el rival más flojo de este Grupo D. Con los 3 puntos, y dado el formato de esta Euro 2016 con 24 equipos, España también da un paso importante de cara a estar en octavos de final. Y con el juego que hemos visto hoy, se gana una importante inyección de moral de cara a los próximos envites.

Vía | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *