16 agosto 2014 Atletismo

Diniz bate el récord mundial de los 50 kilómetros marcha

El atleta francés Yohann Diniz, de 35 años de edad, ha sido el nombre del día en esta jornada de viernes de los Europeos de atletismo 2014. El galo ha conseguido en Zurich batir el récord mundial de los 50 kilómetros marcha, con tanta solvencia que le dio tiempo a pararse en los últimos metros para recoger banderas y celebrar con ellas este gran éxito.

En esta prueba, el español Jesús Ángel García Bragado ha terminado en octava posición, asegurándose plaza para el próximo Mundial al que llegaría ya con 45 años. Pero el auténtico protagonista de la delegación española en el día de hoy ha sido Indira Terrero, atleta de origen cubano que ha logrado la cuarta medalla para nuestro país en estos campeonatos, en una disciplina en la que nunca se había logrado, los 400 metros.

Terrero iba a ser tercera, dejando fuera del cajón por milésimas a la campeona mundial, la británica Christine Ohuruogu. Curiosamente, la medalla de oro iba a ser para otra atleta nacida en Cuba, Libania Grenot, muy amiga y compañero de entrenamientos de Terrero y que compite bajo la bandera de Italia. La prueba contó con otra finalista española, Bokesa, que finalizó en octava posición.

Con esta medalla de bronce, España ya ha igualado el registro logrado en los últimos Europeos, los de Helsinki 2012, en los que se consiguieron cuatro medallas, repartidas igual que las que hay ahora: un oro, una plata y dos bronces. Y todavía falta por ver si Ruth Beitia o Eusebio Cáceres consiguen estar a su mejor nivel. Por lo pronto, hoy se clasificaron para sus respectivas finales.

La reina de la velocidad, la holandesa Dafne Schippers, repitió en la otra prueba para los velocistas, los 200 metros. En categoría masculina no repitió el ganador de los 100, aunque el oro fue otra vez para Gran Bretaña gracias a Adam Gemili, un joven que antes de ser atleta llegó a estar en la cantera del Chelsea FC. Como en el 100, el francés Lemaitre se tuvo que conformar con la plata.

Las miradas de los fans del atletismo estaban puestas hoy en Bohdan Bondarenko, un hombre que, prácticamente en cada competición, intenta el asalto al récord mundial de salto de altura. Hoy, sin embargo, el ucraniano no nos ha brindado el espectáculo habitual ya que las condiciones climatológicas, con fuerte lluvia, no eran las idóneas. Hizo lo justo para colgarse el oro, en un concurso descafeinado y en el que no tuvo rival.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *