12 abril 2016 Fútbol

Esnáider durante su etapa en el Córdoba Club de Fútbol

En la Jornada 20 y tras ganar al Espanyol, el Getafe se colocaba en la décima posición de la clasificación con 26 puntos, a 7 de los puestos europeos y diez por arriba de las posiciones de descenso. La situación para el equipo azulón doce jornadas después es, sin embargo, preocupante, pues sólo se han sumado dos puntos.

El Getafe tenía mucha fe puesta en Fran Escribá, un hombre que había hecho un trabajo sobresaliente como entrenador del Elche. De hecho, todos teníamos ganas de ver a este técnico en otro entorno, pero la verdad es que en Getafe también ha tenido problemas y en esta ocasión no ha podido reponer al equipo de ellos como hizo en Elche.

El equipo se ha desmoronado tras un mercado de invierno en el que perdió jugadores y en el que no se acertó en ningún fichaje. Mientras los que estaban abajo más o menos mejoraban, el Getafe caía irremediablemente, sumando 2 puntos de los últimos 36 y ocupando ahora, en la Jornada 32, la penúltima posición y a 2 puntos de la permanencia.

La distancia es corta pero la dinámica es tan negativa que salir del descenso parece un milagro, una tarea que se le encomienda a Juan Eduardo Esnáider. Como en otras ocasiones, el equipo presidido por Ángel Torres apuesta por alguien que ya conoce la casa, pues el argentino formó parte del cuadro técnico de Michel.

De Esnáider y de aquella época, la mejor, se guarda un gran recuerdo, y por eso se le encomienda una tarea muy complicada. Los cambios de entrenador (Esnáider es el décimo tras la destitución de Neville en Valencia) son una lotería pero a estas alturas de la temporada suelen salir más mal que bien, aunque hay ejemplos para todo.

El calendario no invita a pensar en positivo. Recibe al Real Madrid, viaja a Anoeta, recibe al Valencia, viaja a Riazor, recibe al Sporting en un partido que puede ser a vida o muerte, y cierra la liga en casa del Betis, que a esas alturas puede estar salvado o metido en el fango. Como se suele decir, un es lo que tiene Esnaider entre manos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *