2 octubre 2014 Ciclismo

Los hermanos Iglinskiy han dado positivo por EPO

Los hermanos Iglinskiy son una de las muchas parejas ciclistas de hermanos que encontramos en el pelotón, como los hermanos Schleck en el equipo Trek, los hermanos Herrada o Izagirre o Quintana en el Movistar, o los gemelos Yates en el Orica GreenEDGE, sólo por nombrar algunos casos. Aunque ninguno de estas parejas de hermanos ha protagonizado una “hazaña” como la de los Iglinskiy, pues ambos serán sancionados por dopaje.

Tanto Valentin, el menor con 30 años, como Maxim, el mayor con 33 años, van a ser sancionados al haber dado positivo por EPO en sendos controles antidopaje. La verdad es que desconozco si hay algún precedente igual dentro del mundo del ciclismo, el de dos hermanos aficionados a esta sustancia prohibida, y de haberlo con tan poca diferencia entre la noticia de ambos casos, pues apenas tres semanas separan uno del otro.

El primer caso en saltar a la luz fue el del Valentin, el hermano menor y menos famoso de los dos. A pesar de que éste puede presumir de tener más victorias en el palmarés que su hermano mayor, todas son en carreras menores y ninguna se acerca a la Lieja – Bastogna – Lieja de 2012. Además, Maxim es habitual en el ‘9’ que corre el Tour de Francia, siendo compañero de Vincenzo Nibali en este último Tour, el que ganó el italiano.

Como decíamos, el primer positivo en saltar a la palestra fue el de Valentin, el 11 de septiembre. La UCI anunciaba que había dado positivo en un control efectuado el 11 de agosto, durante la disputa del Eneco Tour en el que uno de sus compañeros, Andrea Guardini, ganó una etapa. El equipo le rescindió el contrato y, a pesar de confensar su culpabilidad y ser su primer positivo, la federación kazaja quiere sancionarlo por cuatro años.

Y apenas tres semanas más tarde se destapa el positivo de Maxim que, curiosamente, es de un control anterior, realizado el 1 de agosto. Es decir, apenas unos días después del Tour de Francia y un día antes de que se celebrara la Clásica de San Sebastián. Tanto la UCI como el equipo Astana han suspendido de manera provisional al corredor kazajo, que todavía está a la espera de los resultados de la muestra B.

De donde queda la reputación del equipo Astana casi mejor que no hablar. A estos dos llamativos casos hay que añadir este año el asunto de Roman Kreuziger y su pasaporte biológico cuando militaba en el equipo kazajo (aunque el checho ya ha vuelto a la competición), y eso porque no nos vamos a detener a echar la vista atrás y ver el historial … Por los suelos es poco, como se suele decir.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 octubre 2014
  2. La UCI pone en sospecha al equipo Astana después de su tercer positivo 17 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *