15 agosto 2016 Balonmano

La selección femenina de balonmano estará en cuartos de final

La selección española de balonmano femenino, único representante en Río 2016 en este deporte, estará en los cuartos de final. Las chicas dirigidas por Jorge Dueñas han cumplido con el objetivo de superar una primera fase que no era nada fácil, superando el grupo en tercera posición, lo que las cruzará con Francia.

Sólo hay que ver contra quien jugaba España sus dos primeros partidos, contra las finalistas de Londres 2012. Primero contra la subcampeona, Montenegro, a la que venció por 25-19, y después contra la última campeona olímpica, Noruega, perdiendo por 27-24.

Una derrota ante las noruegas entraba dentro de los planes, y más si después se suplía ganando a la selección brasileña por 29-24, en un encuentro en el que no sólo tuvieron que superar a las jugadoras rivales y soportar un ambiente de lo más adverso, sino aguantar un arbitraje de lo más casero. Lo que no entraba dentro de los planes del grupo era la derrota ante Rumanía por 24-21.

Así las cosas, España se la jugaba ante Angola con el riesgo de caer eliminada si hubiera llegado la derrota. No fue así aunque no porque el equipo africano, pese a estar ya clasificado, no pusiera las cosas difíciles. Carmen Martín y Sandy Barbosa, con siete goles cada una, lideraron el ataque español para la victoria por 26-22.

Así las cosas, la ronda de cuartos de final será la siguiente:

  • Brasil – Holanda
  • Francia – España
  • Noruega – Suecia
  • Rusia – Angola

El rival: Francia

Francia ha llegado a la fase de cuartos de final como segunda de su grupo, ganando cuatro partidos y sólo perdiendo ante el equipo que ocupó la primera plaza, Rusia. Sus resultados han sido los siguientes:

  • Francia 18 Holanda 14
  • Francia 25 Rusia 26
  • Francia 27 Argentina 11
  • Francia 21 Corea del Sur 17
  • Francia 27 Suecia 25

La lateral Alexandra Lacrabere está siendo su jugadora más resolutiva, con 31 goles y una eficacia del 69%. Pero la verdadera fortaleza francesa reside en la defensa: sus porteras, Leynaud y Glaser, son las que mejor porcentaje de paradas llevan y el equipo es el que menos goles ha recibido, sólo 93 en contra por los 116 de España que, precisamente, sería la segunda en esta clasificación.

La última vez que Francia llegó a un podio fue el Mundial de 2011, donde fue finalista. Si bien, hay un precedente negativo cercano, el Mundial de 2015, donde Francia y España se cruzaron en los octavos de final con victoria para las galas, que luego no pasarían de cuartos. Esperemos que las Guerreras se tomen la revancha y luchen por las medallas, como cuatro años atrás.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *