11 agosto 2016 Acuáticos

Mireia Belmonte, campeona olímpica de los 200 mariposa

Después de Londres 2012, Mireia Belmonte dijo que dos platas estaban muy bien, pero que lo que verdaderamente deseaba era ser campeona olímpica. Cuatro años más tarde, en los Juegos de Río 2016 y después de un trabajo y un sacrificio que no somos capaces de cuantificar, ese sueño se ha cumplido y Mireia Belmonte ya es de oro.

Mireia tenía claro que los 200 mariposa eran su gran oportunidad para ser campeona olímpica

Los 200 metros mariposa fueron una de las pruebas en las que Belmonte cazó medalla en Londres 2012. De ahí que fuera la prueba señalada para la nadadora española de entre todas las que traía para participar en Brasil. Además, a eso había que añadir que la final era la única prueba que nadaba en el día, así que no se podía escapar.

Desde la calle 5 partía Mireia Belmonte, viendo como en la primera piscina se escapaba la australiana Madeline Groves, justo en la calle de al lado con el mejor tiempo de las semifinales. La australiana sacaba un segundo a Mireia, que pasó tercera en el primer viraje, pero esa ventaja se redujo a la mitad tras los siguientes 50 metros. La de Badalona ya iba lanzada por el oro.

Su progresión positiva se constató definitivamente tocando la pared en primer lugar en el 150 y saliendo la primera y tras un buen buceo para encarar la última piscina. El oro parecía ya cantado pero tocó sufrir, porque Groves remontó al punto que pensamos que se iba a escapar. No fue así, por sólo tres centésimas, pero no se le escapó.

Un oro, dos platas y un bronce es el palmarés de la mejor deportista española de la historia

Mireia Belmonte se convierte en la primera mujer española que consigue un oro en natación, y el segundo nadador que lo hace, uniéndose a Martín López Zubero que lo logró en Barcelona 92. Ésta es su cuarta medalla, tras las dos de Londres 2012 y el bronce en los 400 estilos, lo que la convierte en la mejor deportista olímpica española de la historia y la segunda mejor en general, por detrás de David Cal.

Es la segunda medalla para la delegación española en Río 2016 y el primer oro, lo que hará que España suba algunas posiciones en el medallero. Una fantástica noticia que sin duda cambia la cara de la actuación española y que, esperemos, provoque ese efecto contagio para aumentar la lista de éxitos en estos Juegos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *