10 agosto 2016 Ciclismo

Cancellara ganó el oro en contrarreloj

Emocionante prueba contrarreloj en Río de Janeiro 2016 con emotivo desenlace: la victoria de Fabian Cancellara. El suizo ya había sido oro olímpico en esta disciplina en Pekín 2008, pero este primer puesto de Río será todavía más especial pues supone seguramente su última gran victoria, su última exhibición, ya que Espartaco se retira al término de este año.

Junto a Fabian Cancellara se han subido al podio dos de los favoritos, Tom Dumoulin y Chris Froome. El holandés ha tenido un gran rendimiento a pesar de que llegaba a Brasil con dudas después de tener que abandonar el Tour de Francia por una lesión, mientras que el inglés ha hecho una carrera de menos a más, aprovechando el percance de un Rohan Dennis que, de no ser por un pinchazo, habría estado en las medallas.

Froome, bronce como hace cuatro años, apenas mejoró en tres segundos el tiempo del cuarto clasificado: el español Jonathan Castroviejo. Excepcional actuación la del ciclista vasco del equipo Movistar Team, codeándose con los mejores del mundo en contrarreloj, e igualmente buena la actuación de Ion Izagirre, el otro español en liza, que terminó octavo para pillar también diploma olímpico.

Armstrong gana la crono olímpica por tercera vez

En categoría femenina, la victoria fue por terceros Juegos Olímpicos consecutivos para Kristin Armstrong. La estadounidense no se amedrentó por el estado de la carretera, muy peligrosa por la lluvia y el viento, y fue la mejor para colgarse su tercer oro y así celebrar, y de qué manera, su cumpleaños, pues la americana está a punto de cumplir los 43 años.

Segunda en la prueba fue la rusa Olga Zabelinskaya, que a sus 36 años logra su tercera medalla olímpica después de conseguir dos en Londres 2012, el bronce tanto en la prueba de ruta como en la prueba contrarreloj. Y la campeona de ruta en Río 2016, la holandesa Anna Van der Breggen, cierra de manera redonda estos Juegos Olímpicos con la tercera posición en la prueba contrarreloj y una medallita de bronce.

Termina así el ciclismo en ruta en Río de Janeiro 2016. Un deporte que sin duda ha respondido a las expectativas y que ha dejado un buen sabor de boca a los espectadores. El diseño de los circuitos ha sido magnífico y los corredores han peleado y se han entregado estando a la altura de las circunstancias que exige una competición como son los Juegos Olímpicos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *