17 abril 2012 Fútbol

Bayern de Munich y Real Madrid han abierto en el Allianz Arena la pelea por llegar a la final de la Champions League y lo han hecho con un intenso partido que los alemanes se han llevado por 2-1. Un gol de Mario Gómez en el minuto 89 desequilibró el marcador obligando al conjunto blanco a remontar en el Santiago Bernabeu si quiere volver al mismo escenario a jugar la final.

El partido entre ambos equipos fue intenso, abierto por momentos, tuvo emoción, polémica y despliegue físico pero lo cierto es que no demasiado fútbol de elaboración ni jugadas brillantes. El Bayern tuvo la fortuna de adelantarse en el marcador en la que era su primera ocasión pero Ozil igualó la contienda en la reanudación. Ese era un buen resultado para el Real Madrid pero Super Mario Gómez mojó y cambió mucho las cosas de cara a la vuelta porque obliga al Real Madrid a ganar el partido.

El Real Madrid saltó al abarrotado Allianz Arena sin novedades en la alineación más allá de la alineación de Arbeloa y Coentrao en los laterales, algo que tampoco fue demasiado sorpresivo dado que había dos extremos peligrosos como Ribery y Robben y Mourinho ya había usado bastante a su compatiotra en los partidos importantes en detrimento de Marcelo que estaba en el banquillo junto con Higuain y Kaká. Tras los primeros minutos de tanteo, fue el conjunto blanco el que se mostró mejor plantado en el campo. El Madrid se hizo con el dominio del balón y se aproximó al área de Neuer aunque sin ocasiones de claro peligro. Un disparo de Benzema despejado por el portero del Bayern fue la mejor ocasión para los blancos que parecía que tenían el partido bajo control.

Sin embargo, superado el cuarto de hora de juego el encuentro cambió de guión cuando Ribery se encontraba un balón en el punto de penalti tras la salida de un corner que el francés no desaprovechaba. La jugada tuvo cierta polémica porque había un jugador del Bayern en fuera de juego que pudo entorpecer la visibilidad de Casillas pero nadie protestó y Howard Webb no vio nada punible.

A partir del gol y durante un buen número de minutos, el Madrid quedó afectado por el resultado adverso, el partido se abrió y el Bayern creó peligro sobre todo con las intentonas por banda de Robben y Ribery, quizás el jugador más activo del conjunto alemán. Al Madrid le costó reaccionar porque Ozil no podía entrar demasiado en juego, no se elaboraba fútbol en medio campo y eran Cristiano, Benzema y Di Maria los que intentaban crear peligro haciendo la guerra por su cuenta.

Al menos al final del primero tiempo Cristiano Ronaldo lo intentó con un par de disparos lejanos que no vieron puerta y Benzema tuvo otro buen tiro sacado por Neuer. El Bayern también creó sus ocasiones y Casillas tuvo que sacar una buena mano a un disparo de Mario Gómez antes de que Webb mandara a ambos equipos al vestuario.

El Real Madrid tenía la obligación de buscar algún gol en la segunda mitad y Mourinho tenía preparado el plan B que consistía en dar entrada a Marcelo. Sin embargo el empate llegó antes de que se hiciera ningún cambio en una contra del Madrid sacada por Xabi Alonso. Benzema, en la frontal, sirvió perfecto a Cristiano Ronaldo que definió muy mal pero que tuvo la suerte de que le cayó el balón y lo pudo ceder a Ozil para que marcara en boca de gol.

Con el gol del Madrid la presión pasaba al lado del Bayern para el que el resultado no era nada positivo. Los alemanes tuvieron más el balón durante la segunda mitad y Mario Gómez falló de forma inexplicable un balón que le quedó perfecto en área pequeña. A pesar de esa ocasión, el Real Madrid no estaba mal plantado pero le faltaba dominar más el balón y el Bayern lo intentó y encontró premio cuando el partido casi agonizaba. Lahm se incorporó al ataque por banda derecha y desbordó a Coentrao que se fue al suelo. El centro del alemán fue rematado por todo un cazagoles consagrado como Mario Gómez que desataba la alegría en Munich.

Ahora, el Real Madrid tiene que pensar en el derby y en la remontada de esta eliminatoria. El resultado no es del todo malo porque se ha marcado fuera de casa así que la eliminatoria sigue abierta y con opciones para los blancos que, en el lado negativo, se llevan muchas tarjetas porque vieron cartulina hombres como Xabi Alonso, Higuain, Sergio Ramos, Di Maria o Coentrao que en caso de ver otra amarilla se perderían una hipotética final.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 abril 2012
  2. El Bayer Múnich-Real Madrid supera los 10 millones de espectadores 18 abril 2012
  3. Liga de Campeones 2011/12: Chelsea sorprende al Barcelona y toma ventaja en la semifinal 18 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *