23 octubre 2012 Fútbol

Jordi Alba marca el gol de la victoria frente al Celtic de Glasgow

Me imagino que cuando un entrenador de un equipo como el Celtic de Glasgow prepara un partido ante un equipo como el Barcelona piensa que para sacar algo positivo se tienen que dar una serie de circunstancias como las que se han dado hoy. Circunstancias que han hecho que hasta el minuto 93 el marcador fuera de empate a 1. Sin embargo, cuando el equipo escocés ya saboreaba el punto, Jordi Alba les ha dejado con la miel en los labios.

El Barcelona consiguió la victoria por 2-1 ante el Celtic de Glasgow y ya suma 9 puntos, dejando buena parte del camino a los octavos de final ya despejado. El equipo azulgrana sufrió para poder conseguir los tres puntos, cosa que no puede decirse que le ocurriera al Valencia en Bielorrusia, pues ganaron por 0-3 al BATE Borisov con un hattrick de Roberto Soldado.

Desde el principio, se vio claramente cual iba a ser el guión del partido en el Camp Nou: el Barça iba a tener mucha posesión mientras su rival esperaba con los 11 jugadores frente a su portería, cerrando todos los huecos por el centro. Aun así, la calidad de los jugadores del Barça era suficiente como para encontrar algún resquicio y crear las primeras ocasiones de gol. Si alguna de esa hubiese entrado, el partido habría sido muy distinto.

Más efectivo fue el Celtic, que tenía algo que el equipo azulgrana no tiene, centímetros. Al primer balón que colgaron al área, gracias a una falta lejana, marcaron, gracias a que Mascherano despejó para donde no debía. Pese al marcador, la superioridad azulgrana era tal que en ningún momento se les vio nervioso. Ayudó también el que Iniesta marcara el gol del empate antes del descanso.

Para conseguir otro gol el Barça tenía que hacer combinaciones mágicas como la del gol del futbolista manchego, y es que a favor del Celtic hay que señalar que estuvieron bastante bien. Se notó que habían trabajado muy bien el partido, que tenían más o menos claro como frenar al Barça, y cuando nada de eso funcionaba, ahí aparecía Forster, el portero, que cuajó también una buena actuación.

En esas se llegó al tiempo de descuento, donde Villa tuvo la gran oportunidad de haber marcado el gol de la victoria, pero su disparo golpeó el poste. La del Guaje parecía que sería la última ocasión, pero aún dio para una más. Fue un centro cerrado de Adriano, blandito, que todos creían que iba fuera, pero apareció Alba por el segundo palo para rozarla y acabarla en gol.

No fue para nada brillante, pero vale 3 puntos. El Barça de Vilanova sigue concediendo demasiadas facilidades en defensa, y sigue sufriendo para sacar partidos adelante. Pero al final termina ganando, y con resultados a favor, poca discusión cabe.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 octubre 2012
  2. Liga de Campeones 2012-2013: resultados y clasificación de la Jornada 3 (martes) 24 octubre 2012
  3. Hay una cosa que te quiero decir, muy fuerte en la noche del martes 24 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *