24 abril 2013 Fútbol

Cristiano-Ronaldo-Real-Madrid-Borussia-Dortmund

El doble duelo hispano-alemán que deparó el sorteo de semifinales de la Liga de Campeones tiene, al menos por el momento, un claro vencedor y sin duda es Alemania. Y es que si este martes os contábamos que el Bayern Munich pasaba por encima del Barça y le ganaba por 4-0, este miércoles le ha ocurrido prácticamente lo mismo al Real Madrid que ha caído en Dortmund por un contundente 4-1 así que la posibilidad de una final completamente alemana está bastante cerca.

El Borussia Dortmund fue mejor que el Real Madrid, le arrolló por momentos y se aprovechó de la debilidad defensiva blanca con un espectacular Robert Lewandowski que anotó los cuatro goles del partido, tres de ellos en el primer tramo de la segunda mitad. Antes, Cristiano Ronaldo había sido fiel a su cita con el gol y eso da una ligera esperanza al conjunto blanco que aún así necesitaría una importante remontada para seguir soñando con la décima.

Dortmund y Real Madrid saltaron al campo sin sorpresas en sus alineaciones. El conjunto alemán recuperaba a Hummels en defensa mientras que en el conjunto blanco Modric estaba en el mediocampo aunque con un rendimiento tan gris o más que el de sus compañeros y, Sergio Ramos, como se esperaba, en banda derecha para cubrir la baja de Arbeloa por lo que Varane y Pepe compartían el centro de la defensa.

El conjunto alemán comenzó el partido con mucho empuje ante un Real Madrid al que no le duraba la pelota. A los 5 minutos de juego Reus, tras un fallo en mediocampo de Khedira, se plantó ante Diego López que sacó una mano portentosa que evitó el primer gol alemán ya que Lewandowski tampoco pudo remachar a la red. En cualquier caso era un primer aviso y el delantero polaco no tardaría en marcar porque a los 8 minutos aprovechaba un centro desde la izquierda que Pepe no despejó marcando el primer tanto del partido.

Durante esa primera fase del choque el Real Madrid no tenía ideas en ataque y apenas era capaz de dar varios toques seguidos al balón mientras que el Dortmund estaba mucho más activo y creaba peligro especialmente por banda izquierda. Casi 20 minutos tardaron los blancos en trenzar alguna jugada y 23 en tirar a puerta por primera vez aunque fue tras un tiro de falta de Cristiano Ronaldo que repelió el portero alemán.

A partir de ahí el partido se tranquilizó un poco pero se volvería a alterar en los minutos previos al descanso. Primero fue Reus el que se adentró en el área y recibió una falta de Varane que fue reclamada como penalti y que hizo subir el calor de las gradas. Justo después, se pasó de un posible 2-0 al 1-1 porque Hummels fallaba en una cesión a su portero que Higuaín perseguía como siempre con fe para recogerla y servir en bandeja el balón a Cristiano Ronaldo. Los blancos estaban con el partido empatado antes del descanso…y prácticamente sin haber creado ni una jugada de ataque.

La hecatombe para el Real Madrid llegó en los primeros minutos de la segunda mitad. Los blancos estuvieron muy mal en defensa y no fueron capaces de despejar dos balones en su área y eso acabó costándole dos tantos. Uno llegó tras un tiro de Reus que cayó a los pies de Lewandowski que se volvió a la perfección para batir a Diego López desde posición correcta ya que Pepe tardó un poco más de lo que debía en salir. Apenas unos instantes después, Modric tampoco acertó a despejar otro disparo bávaro y de nuevo Lewandowski se encontraba con el balón dentro del área. Esta vez el polaco lo pisaba para ganar espacio para el disparo y conectaba un gran tiro que significaba el 3-1.

No acabaron ahí los problemas para el Real Madrid porque Xabi Alonso cometió un penalti y Lewandowski marcó el cuarto. El Real Madrid estaba descompuesto y sucumbía ante el empuje, que no tanto el fútbol, del equipo alemán y Diego López sacó dos buenas manos ante disparos de Lewandowski y Gündogan que podían haber hecho el marcador más abultado. Además, si en defensa el Madrid estaba mal, en ataque era inexistente con Ozil desparecido y sin demasiada reacción a pesar de la salida de Benzema y Di Maria.

Al menos los blancos lo intentaron en la fase final del partido y primero Cristiano Ronaldo y luego Varane tuvieron opciones de marcar pero el marcador ya no se movió y con este 4-1 el Real Madrid tendrá que apelar a esas famosas noches del Bernabeu para intentar la heroica de colarse en la final de Wembley que se ha alejado mucho para los dos equipos españoles. Al menos al Barça le queda por levantar el título de Liga y el Real Madrid la opción de la final copera pero ha sido una gran decepción para los blancos y más de un socio estará ya pensando en si compra entradas para la final de la Copa del Rey porque puede ser la única que vea jugar a su equipo esta temporada.

En cualquier caso, los hay con más fe y el entorno madridista está promoviendo el espíritu de las míticas remontadas que a lo largo de la historia se han producido en el Santiago Bernabeu así que si tenéis la oportunidad ya podéis buscar entradas para todos los eventos deportivos que se avecinan en esta primavera como este partido de vuelta de Champions que promete emociones fuertes.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 abril 2013
  2. Liga de Campeones 2012-2013: Real Madrid y F.C. Barcelona buscan la remontada ante Bayern Munich y Borussia Dortmund 29 abril 2013
  3. Resumen 2013 Fútbol: el Bayern domina en Europa, el Barcelona en España 31 diciembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *