16 abril 2009 Fútbol

cr7-oporto.jpg

Que si no aparece en momentos importantes… Que si pierde el balón tontamente … Que si no está rindiendo como debiera … Hoy Cristiano Ronaldo ha levantado la cabeza y ha callado las críticas que le han llegado esta semana incluso de su más firme defensor, Alex Ferguson. Un gol del portugués, que regresaba a su país, ha dado la victoria al Manchester y el consiguiente pase a semifinales.

Y que gol. Un chutazo desde más de treinta metros que se coló por la escuadra, cuando sólo se llevaban disputados seis minutos de juego. Este gol tempranero rompió los esquemas al Oporto, y el United llevó al partido a su terreno, un partido que se pareció poco al que vimos en la ida, con menos ocasiones y muy poco fútbol. Además, la lesión del argentino Lucho González dejó un importante vació de creación en el centro del campo portugués. Vidic pudo colocar el cero a dos, pero falló un gol cantado en el área pequeña.


La reanudación abrió un poco de esperanzas al Oporto, más por el terreno que empezaban a ceder los hombres de Ferguson que por el buen hacer de los portugueses. Rolando y Lisandro tuvieron oportunidades de dar un disgusto al Manchester, pero no acertaron, al igual que no acertaron los británicos en alguna contra montada por Cristiano Ronaldo. El tiempo corrió a favor de los diablos rojos, que demostraron eficacia, suficiencia y tablas, muchas tablas. No necesitaron mucho más para doblegar a un Oporto valiente y que ha dejado un buen sabor de boca.

La victoria del Manchester y la victoria del Arsenal sobre el Villarreal nos deja un semifinal inglesa, que se decidirá primero en Old Trafford y después en el Emirates. Pase lo que pase, un equipo inglés pisará el cesped de Roma el próximo 27 de mayo.

Foto | Marca

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 abril 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *