21 octubre 2012 Fútbol

Higuaín no se creía el gol que le había metido al Celta de Vigo

Sin alardes, sin exigirse demasiado, sin divertir … El Real Madrid solventó ganando por 2-0 su compromiso ante el Celta de Vigo en el Santiago Bernabeu, en un partido jugado a las 18:00 horas. No fue el partido más brillante de los de Mou, pero probablemente sí uno de los que más bostezos despertó entre los seguidores, si bien lo importante es que superaron fácilmente un partido que se presentaba más complicado de lo que fue.

El Real Madrid llegó con jugadores tocados y con bajas en los laterales, pues no podía contar con Arbeloa, ni con Marcelo ni con Coentrao. Mourinho apostó por devolver a Sergio Ramos al lateral derecho y reconvetir a Essien al lateral izquierdo. Los que se quejaban de que el portugués no apostara por la cantera en esta oportunidad perdieron un argumento ya que el jugador ghanés cuajó un partido bueno en esta nueva posición, y cuando tuvo que actuar, lo hizo bastante bien.

Tampoco es que el Celta pusiera en demasiados apuros al Real Madrid. Tan sólo 1 ocasión de gol cuando ya perdía 1-0, y un par de ellas cuando ya perdía 2-0. Sí estuvo serio en defensa aunque el gol de Higuaín, casi inverosímil, dio por el traste con el planteamiento de Paco Herrera. Ya en la segunda mitad, Cristiano Ronaldo encontró el gol de penalty, después de fallar algunos remates a gol claros. Y así, el Real Madrid trasladaba la presión al Barça.

Messi marcó tres goles ante el Depor, su decimoquinto hattrick

Mucho más divertido fue el partido entre Deportivo y Barcelona, disputado en Riazor. Divertido e inesperado, porque lo que menos se podía imaginar es que el Depor tuviera posibilidades de dar un susto al equipo azulgrana, más viendo que a los 16 minutos el marcador ya era de 0-3. Jordi Alba, Cristian Tello y Leo Messi habían anotado los goles azulgranas que parecían haber dejado sentenciado el encuentro, manejado a su antojo por la batuta de Cesc Fábregas.

Sin embargo, el Depor despertó, contagiado de una afición que no cesó de animar pese a lo adverso del marcador. Se encontró primero con un penalty, que se fabricó Riki y transformó Pizzi, y luego con una cantada de Valdés, que pudo hacer mucho más para evitar que el disparo de Bergantiños acabara en gol, y así se metieron en el partido, un partido del que ya no salieron porque, pese a que el Barça volvía a pegar zarpazos, el equipo de Oltra respondía.

Así, pese a que Messi marcaba el 2-4 antes del descanso, el portugués Pizzi marcaba de falta ya en la segunda mitad. Pese a que Messi volvía a marcar, apenas un minuto después lo hacía Alba en su propia portería. Todo esto último ya sin Mascherano en el campo, expulsado por doble amarilla. Al Depor le faltó la rúbrica, que casi llega porque tuvieron al Barça metido en su área durante el tiempo de descuento. El pitido final los despertó del sueño.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 octubre 2012
  2. Liga Española 2012-2013 1ª División: resultados y clasificación de la Jornada 8 23 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *