2 marzo 2014 Fútbol

Diego Costa y Pepe se las tuvieron durante todo el partido

Poco fútbol y mucha refriega es lo que se vio en una nueva edición del derby madrileño, esta vez de liga y en el Vicente Calderón. Atlético de Madrid y Real Madrid empataron a 2 en un partido en el que se echó de menos algo más de fútbol y en el que se echó de más algunas acciones que solo ennegrecen el nombre de ambos equipos y de algunos futbolistas, especialmente de los que repiten en estas lides.

Por supuesto, también se echó de menos un árbitro que hiciera de juez y, o bien impusiese paz, o bien tomara alguna medida para cortar las cosas. Pero lo cierto es que la actuación de Delgado Ferreiro está entre las peores cosas de este derby: penaltis claros no pitados a cada equipo, permisividad absoluta … En fin, nos quedamos con lo puso Arda, con los goles, con las paradas, con la emoción, y dejemos lo oscuro a un lado.

El derby comenzó con gol de Benzema, en una jugada de estrategia del Real Madrid. O sea, el Atlético recibiendo de su propia medicina. Los primeros minutos fueron del conjunto blanco, pero el fútbol se iba a diluir en medio de la batalla, y la partida táctica se iba a decantar del lado rojiblanco. Ahí fue cuando Arda comenzó a hacer el partido suyo, y se inventó la jugada del gol del empate, que iba a anotar Koke.

El turco fue lo más destacado del Atlético de Madrid junto a un incansable Diego Costa, que trajo de cabeza a Pepe y Ramos en todos los sentidos, y que fue objeto de un penalty clamoroso. Aun así, el fogonazo de la noche iba a llevar la firma de Gabi. Su espectacular disparo (quizá Diego López pudo hacer algo más) sirvió para que el Atlético se fuera a vestuarios con ventaja en el marcador.

En la segunda parte, Ancelotti rectificó. Colocó a sus laterales titulares, tragándose así su apuesta de Arbeloa y Coentrao y reconociendo su fallo en lugar de morir con sus ideas como hacen otros. Con Carvajal y Marcelo, el Madrid iba a ganar en salida de balón y en presencia en campo contrario, pero eso no le iba a librar de sufrir. Y es que el Atlético, con Costa poco acertado ante el gol, perdonaba.

En los últimos minutos, la gasolina se le iba acabando a los rojiblancos y fruto de ello encontró su premio el Madrid. De eso, y de un balón robado por Carvajal a Mario Suárez, para que Cristiano se fuera con el gol del empate a casa, pese a estar desaparecido en combate como Bale. Esto, y una falta que dio en la mano de Gabi, la otra gran polémica todavía con 2-1 en el tanteo, fueron las escasas apariciones del portugués.

Con el empate, el Atlético ha conseguido que el Madrid no le gane ninguno de los dos partidos de liga, lo que le da el goal average en caso de hipotético empate, pero pese a ello el equipo de Chamartín mantiene el liderato y los 3 puntos de distancia. Esperemos que para el próximo derby, ya hasta la próxima temporada si la Champions no los cruza, las rencillas estén un poco enterradas y haya más deporte y menos guerra.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 marzo 2014
  2. Liga Española 2013-2014 1ª División: resultados y clasificación de la Jornada 26 3 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *