17 octubre 2015 Tenis

Jo-Wilfried Tsonga

Jo-Wilfried Tsonga ha sido el límite de Rafa Nadal en el Masters 1000 de Shanghai. El jugador francés consiguió su billete a la final después de ganar al español por 6-4, 0-6 y 7-5 en un interesante partido que se fue hasta las dos horas y quince minutos de juego. Tsonga peleará por el título ante Novak Djokovic o Andy Murray que disputan la segunda semifinal.

Rafa Nadal disputó un buen partido y volvió a dar muestras tanto de que su tenis progresa como de que le falta dar un paso adelante en momentos clave en los que no solía fallar. El español comenzó el partido con problemas en el saque y una derecha que no funcionaba porque sus bolas quedaban en mitad de pista y no hacían daño al jugador francés.

A Rafa le costó mucho sacar adelante sus primeros turnos de saque mientras que Tsonga no tenía dificultades para ganarlos e ir acumulando winners (hasta 17 en la primera fase del partido por solo 4 de Nadal). El primer break a favor del francés no tardó en llegar. Fue en el quinto juego del partido cuando tomaba ventaja de 2-3 aprovechando su quinta bola de rotura con un buen passing paralelo de revés.

A partir de ahí el francés solo tenía que mantener sus turnos de servicio y únicamente sufrió cuando el marcador era de 3-4. Nadal consiguió dos bolas de rotura pero no las aprovechó con golpes que fueron a la red no creando más dificultades al francés en el resto de la manga que cayó de su lado.

El segundo set fue muy extraño porque Tsonga desapareció de la pista. Nadal consiguió romper de inicio y se colocó con 3-0 de ventaja. El bajón de nivel de Tsonga fue muy evidente ya que el de Le Mans acumuló dobles faltas y muchos errores. La ventaja de Rafa creció hasta el 4-0 y Tsonga prácticamente se dejó ir para reservar fuerzas de cara al último set que fue mucho más interesante.

En el comienzo del tercer set Rafa conseguía el 1-0 sumando 7 juegos consecutivos pero el Tsonga de esta manga ya no era el de la anterior. El francés volvió a elevar su nivel con el servicio y el partido marchó igualado hasta el 5-5 en el que Rafa se agarrotó y se echó un poco atrás. Eso se tradujo en su primera doble falta en el partido y en un break a favor de Tsonga que serviría para el partido.

Nadal subió el nivel cuando se vió por debajo en el marcador y se llegó a colocar con 15-30. Entonces falló una bola bastante franca en mitad de la pista y después jugó un excelente punto pero que cayó del lado de Tsonga que se lanzó volando a por una volea que acabó en la línea y que Nadal solo podía devolver para que su rival cerrara el punto en la red. Tsonga sacó para ganar el partido y Nadal envió la bola a la red poniendo punto y final a otra semana positiva para él porque suma muchos puntos que le hacen subir al quinto puesto del ranking aunque todavía falta bastante para poder ver al mejor Rafa.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *