4 julio 2014 Fútbol

Un gol de Hummels mete a Alemania en semifinales

Los cuartos de final de este Mundial de Brasil 2014 comenzaban con un partido de gran calibre, Francia – Alemania. Se esperaban muchas cosas sobre el papel, pero luego sobre el césped de Maracaná no hubo mucho que resaltar, salvo la fiabilidad y solidez alemana y la falta de temperamento del equipo francés, que no se la jugaron ni siquiera en los minutos en los minutos finales.

Alemania se convirtió en el primer semifinalista del torneo gracias a un solitario gol de Matt Hummels, en una jugada a balón parado que botó Tony Kroos, un jugador sobre el que hoy habrán puesto muchos sus ojos tras las noticias que lo vinculan al Real Madrid. No necesitó mucho más el equipo de Low, que pese a la victoria también decepcionó porque se dedicó a vivir de la renta.

El partido comenzó con Francia más retrasada de lo que habíamos visto en partidos anteriores, cediendo el dominio a los alemanes y buscando las cosquillas a la espalda de la defensa, o bien en contras rápidas o bien con balones en largo. Alemania, por su parte, volvía a su sistema más habitual, con Lahm al lateral derecho y con Muller a la banda, ocupando el puesto de ‘9’ Miroslav Klose.

La jugada clave del partido llegó tras una falta innecesaria de Pogba sobre Kroos en el centro del campo. El propio Kroos la botó y Hummels remató de cabeza de forma impecable, superando el marcaje de Varane. Después del gol, Francia se estiró por primera vez y creó antes del descanso dos buenas ocasiones, obligando a Neuer a intervenir, especialmente a un disparo de Valbuena que le obligó a sacar una mano muy difícil.

En la segunda mitad, Alemania se dedicó a vivir de la renta y a parar el juego con faltas, mientras que Francia realmente no apretó, dando a ratos la sensación de que parecía que no fueran perdiendo. A los de Deschamps les costaba mucho llegar a la portería rival, y cuando se aproximaban al área casi siempre se encontraban con Hummels, que ha sido uno de los hombres más destacado del partido.

El 2-0 estuvo más cerca que el empate, de no haber estado Schurrle tan fallón en un par de situaciones claras de gol. Al final, cuando ya el reloj se acercaba a los 94 minutos, la gran ocasión la tuvo Benzema, pero su disparo lo sacó Neuer. El meta del Bayern tuvo que intervenir esta vez menos que ante Argelia, pero resolvió bien todas las situaciones y mantuvo su puerta a cero, algo que ha conseguido en tres de los cuatro partidos que ha jugado.

De este modo, Alemania se mete en las semifinales de un Mundial por undécima vez en su historia y ya espera al rival que saldrá del partido Brasil – Colombia. Por su parte, Francia se despide dejando un regusto de decepción porque, después de despertar bastante ilusión durante la primera fase, ha sido enfrentarse a un rival verdaderamente serio y hacer las maletas para volver a casa.

Foto | FIFA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 julio 2014
  2. Mundial de Brasil 2014: Thiago y David Luiz empujan a Brasil a semifinales 5 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *